Casi tres mil niños han emigrado de Guatemala a México desde mediados de enero

Los niños en tránsito deben estar siempre protegidos para que puedan permanecer con sus familias y no en centros de detención

Casi tres mil niños han emigrado de Guatemala a México desde mediados de enero

 

MATERIAL AUDIOVISUAL AQUÍ

NUEVA YORK / CIUDAD DE MÉXICO, 30 de enero de 2019 - Más de 12.000 personas, entre ellas 3.000 niños, han cruzado desde Tecun Uman (Guatemala) hasta Tapachula, (México) desde el 17 de enero, según UNICEF. La organización recuerda que es fundamental brindar protección a los niños, especialmente a aquellos que viajan solos.

"El gobierno y el pueblo de México se han mostrado principalmente acogedores con los miles de niños y familias que están cruzando la frontera estos días", ha explicado Paloma Escudero, directora de comunicación de UNICEF, tras visitar Tapachula. "Tanto si se quedan en México como si prolongan su viaje hacia el norte, es crucial que estos niños permanezcan con sus familias, que no se les lleve a centros de detención y que estén protegidos en todo momento”.

Según las estadísticas del gobierno, en 2018 se detuvo en centros temporales a más de 30.000 niños procedentes de Honduras, Guatemala y El Salvador.

Aunque México está aplicando cada vez más medidas para salvaguardar los derechos de los niños en tránsito o que buscan asilo en el país, los problemas continúan. En el punto de migración de Tapachula, que alberga a casi 1.000 hombres, mujeres y niños, Escudero ha conversado con madres y mujeres jóvenes que permaneces allí a la espera de que se tramiten sus solicitudes de asilo o se les comunique su deportación.

El nuevo gobierno mexicano se ha comprometido oficialmente a poner fin a la detención de niños migrantes, y actualmente está trabajando para cumplir esa nueva política. UNICEF y otras organizaciones están apoyando estos esfuerzos ayudando a desarrollar alternativas a la detención

"Muchos de estos niños y jóvenes han pasado del trauma de sufrir violencia y pobreza en casa al del desplazamiento y la incertidumbre que conlleva vivir en tránsito", ha explicado Escudero. "La esperanza en un futuro mejor y más seguro es lo que les anima a seguir adelante, y sin embargo está cada vez más fuera de su alcance”.

En México, UNICEF sigue trabajando con el gobierno y sus aliados para garantizar que los niños migrantes reciben el apoyo y los servicios que necesitan y que se respetan sus derechos. A través de sus equipos en Tapachula, UNICEF brinda apoyo directo a los niños que llegan a la oficina de migración en Ciudad Hidalgo, facilitándoles información sobre sus opciones migratorias. Además, proporciona asistencia técnica directa a la Agencia de Bienestar Social y a las Autoridades de Protección Infantil para garantizar que se trata como es debido a los niños no acompañados y que reciben la atención debida.

UNICEF, junto a sus aliados en el gobierno, ​​aboga por sacar partido de aquellos programas que ya existen en el país y que se han demostrado exitosos a la hora de preservar los derechos de los niños por encima de cualquier otra consideración.

"UNICEF ha estado trabajando con el gobierno para identificar e implementar soluciones alternativas, que incluyen visados humanitarios y la puesta en marcha de albergues y centros de día en los que familias y niños pueden estar seguros y protegidos mientras se procesan sus solicitudes", ha dicho Escudero. “Esperamos ver más de estos programas a lo largo de la ruta migratoria de México. Después de todo, la migración no es un delito y no debe ser tratada como tal".

Acerca de UNICEF

UNICEF promueve los derechos y el bienestar de todos los niños y niñas en todo lo que hacemos. Junto a nuestros aliados, trabajamos en 190 países y territorios para transformar este compromiso en acciones prácticas, centrando especialmente nuestros esfuerzos en llegar a los niños más vulnerables y excluidos para el beneficio de todos los niños, en todas partes. 

Para más información:

Belén de Vicente

UNICEF Comité Español, Tel: 609 160 051 / 91 378 95 55