Bangladesh: UNICEF intensifica su respuesta de emergencia por las inundaciones

DACCA, 31 de agosto 2017 - UNICEF y sus aliados están intensificando la respuesta de emergencia en las zonas del norte y centro de Bangladesh afectadas por las inundaciones. UNICEF también está prestando apoyo urgente en el distrito de Cox’s Bazar tras la reciente afluencia de niños rohingya y sus familias. Los niños son los más afectados y requieren apoyo para sobrevivir y superar el trauma físico y mental tras las inundaciones y los desplazamientos.

Inundaciones_Bangladesh

"Durante cualquier emergencia, ya sea una inundación o el desplazamiento forzoso de personas, los niños se llevan la peor parte: enfrentan un alto riesgo de sufrir violencia, abuso o enfermedades crónicas y están expuestos a la propagación de enfermedades contagiosas. UNICEF continuará y reforzará su apoyo humanitario en coordinación con el Gobierno de Bangladesh en los sectores de educación, agua y saneamiento, nutrición, salud y protección infantil para los niños, pues son quienes más sufren", dijo Edouard Beigbeder, representante de UNICEF en el país.

UNICEF está apoyando al gobierno para atender a 1,5 millones de personas afectadas por las inundaciones proporcionando tabletas de purificación de agua, kits de higiene, bidones y cloro en polvo. UNICEF está trabajando en la reactivación del sistema educativo que comenzará cuando el nivel de agua disminuya.

Al mismo tiempo, UNICEF está trabajando en el distrito de Cox’s Bazar para atender las necesidades de los niños rohingya y sus familias, así como las de las comunidades de acogida. UNICEF ya ha construido ocho Espacios Amigos de la Infancia para los niños rohingya que funcionan, proporcionando a los niños apoyo psicosocial y recreativo. La organización ha puesto en marcha mecanismos para detectar posibles casos de desnutrición, así como la vacunación de niños de 9 a 59 meses de edad contra el sarampión y la rubéola en los asentamientos improvisados ​​y aquellas comunidades de acogida a las que es más difícil llegar. Más de 15.200 personas tienen ahora acceso a agua potable y 9.700 personas cuentan con instalaciones sanitarias mejoradas en las comunidades de acogida.

Con la reciente afluencia de población rohingya -más del 80% de ellos son niños y mujeres-, las necesidades han aumentado y UNICEF está trabajando para movilizar más apoyo y fortalecer sus actividades existentes. Se han puesto en marcha 33 Espacios Amigos de la Infancia móviles (CFS por sus siglas en inglés) para ofrecer apoyo recreativo y psicosocial a los niños rohingya recién llegados. Los CHS cuentan con maestros capacitados, kits de educación en emergencias y 100 kits de ocio. Estos Espacios Amigos de la Infancia móviles ya han proporcionado apoyo psicosocial a 226 niños rohingya recién llegados. Los niños separados y no acompañados también están siendo identificados a través de los CFS y la colaboración de las comunidades. UNICEF también está preparado para distribuir kits de higiene y tabletas de purificación de agua.

En los distritos más afectados por las inundaciones se ha puesto en marcha un plan de respuesta humanitaria dirigido a las 330.000 personas cuya situación es más vulnerable, solicitando 4,8 millones de dólares (4’04 millones de euros). Tras la reciente afluencia de niños rohingya y sus familias, el requerimiento de financiamiento para el plan de respuesta 2017-2018 tendrá que incrementarse al menos en 5 millones de dólares (4,21 millones de euros).

Acerca de UNICEF

UNICEF promueve los derechos y el bienestar de todos los niños y niñas en todo lo que hacemos. Junto a nuestros aliados, trabajamos en 190 países y territorios para transformar este compromiso en acciones prácticas, centrando especialmente nuestros esfuerzos en llegar a los niños más vulnerables y excluidos para el beneficio de todos los niños, en todas partes.

Más información:

Belén de Vicente

UNICEF Comité Español
609 16 00 51/ 91 378 95 55
E-mail: comunicacion@unicef.es