AVANCES EN LA RESPUESTA GLOBAL A LOS NIÑOS Y NIÑAS AFECTADOS POR EL VIH/SIDA

El informe 'Infancia y Sida: Un Balance' lanzado hoy por UNICEF, revela que algunos países han logrado importantes avances en la prevención de la transmisión del VIH de madre a hijo, extendiendo el tratamiento pediátrico a más niños y niñas que viven con el VIH /SIDA.

NEW YORK/GINEBRA/ MADRID UNICEF y sus colaboradores lanzaron hace un año la campaña “Unidos por la Infancia, Unidos contra el Sida”, para concienciar a la opinión pública de que los niños y las niñas son la cara olvidada en la pandemia de SIDA.

“Hay una necesidad urgente de ayudar a los niños afectados por el VIH /SIDA” ha declarado la directora ejecutiva de UNICEF Ann M. Veneran. “Unidos por la Infancia, Unidos contra el Sida se centra en garantizar el tratamiento para niños VIH-positivo, la prevención de la transmisión de madre a hijo y el apoyo a niños huérfanos a causa del SIDA. Debemos luchar decididamente para lograr resultados efectivos para los niños”.

Prevención de la Transmisión de Madre a Hijo

Prevenir la transmisión del VIH de madre a hijo y mantener a las madres libres del VIH/SIDA es un objetivo prioritario. Aproximadamente 530.000 niños menores de 15 años se han infectado por el VIH en 2006. La transmisión madre-hijo sigue siendo la principal vía de infección entre menores de 15 años. Sin acceso a tratamientos, un 50 por ciento de los niños infectados morirán antes de los dos años de edad.

El informe de balance de la Campaña “Unidos por la Infancia, Unidos contra el Sida” pone de manifiesto que algunos países de alta prevalencia en África del este y del sur han avanzado en la prevención de la transmisión de madre a hijo (PTMH) del VIH.

En Namibia, el número de mujeres infectadas por el VIH que reciben tratamiento para prevenir la transmisión vertical ha aumentado de un seis por ciento en 2004 a un 29 por ciento en 2005. En Sudáfrica el porcentaje aumentó del 22 por ciento al 30 por ciento en 2005. A pesar de estos logros, un escaso porcentaje de mujeres embarazadas con VIH reciben tratamiento antiretroviral (ARV). Se estima que en 2005, tan sólo un nueve por ciento de las mujeres embarazadas con VIH en países de renta media y baja recibieron tratamiento ARV para prevenir la transmisión madre-hijo, en comparación con el tres por ciento en 2003.

Acceso al tratamiento pediátrico

El informe destaca mejoras significativas en el tratamiento de niños que viven con el VIH/ SIDA, debido a mejoras en diagnósticos, trabajadores sanitarios mejor preparados, fármacos más baratos y protocolos simplificados. Varios países –incluidos Bostwana, India, Ruanda, Sudáfrica y Tailandia- han sido capaces de mejorar en el tratamiento del VIH en niños y niñas, integrándolo en los centros de tratamiento para adultos.

A nivel mundial, tan sólo uno de cada diez niños infectados recibe tratamiento ARV. Asimismo, únicamente el cuatro por ciento de los niños nacidos de madres infectadas por el VIH reciben tratamiento profiláctico para prevenir infecciones oportunistas que pueden resultar mortales.

En los últimos 12-18 meses, el precio del tratamiento ARV para niños ha disminuido de manera significativa. La iniciativa VIH/SIDA de la Fundación Clinton negoció una reducción en el coste de ARV pediátricos de 0,16 $ al día o 60 $ al año, impulsando la competitividad en el desarrollo de nuevos tratamientos pediátricos.

Prevención de nuevas infecciones

El informe de balance destaca la necesidad de centrar estrategias en adolescentes y jóvenes en situación de riesgo. Este grupo incluye mujeres jóvenes; a nivel mundial y en comparación con el grupo masculino, crece el número de jóvenes infectadas. En Cote d’Ivoire y Kenia, por ejemplo, por cada hombre joven infectado hay cinco mujeres jóvenes en la misma situación.

Nuevas pruebas indican que la disminución en la prevalencia del VIH en Kenia, áreas urbanas de Cote d’Ivoire, Malawi y Zimbabwe, así como en las áreas rurales de Bostwana, se deben a comportamientos sexuales más seguros entre los jóvenes. En los más de 70 países estudiados, el uso de métodos de diagnóstico y servicios de apoyo y asesoramiento han aumentado de cuatro millones de personas en 2001 a 16.5 millones en 2005.

Apoyando a huérfanos y niños/as vulnerables

Según el informe, la disparidad entre huérfanos y no-huérfanos en el acceso a la educación se está reduciendo de forma significativa en muchos países, debido en parte a la desaparición de las tasas escolares.

El informe resalta que la recogida de datos y su segmentación en función de edad y género es unas de las formas más simples y eficaces de poner a los niños y niñas en la agenda del SIDA.

Más información:

Amalia Navarro, directora de Sensibilización e Imagen UNICEF-Comité Español
+34913789558, anavarro@unicef.es

Gregorio Aranda, coordinador de Campañas UNICEF-Comité Español
+34 91 3788595, garanda@unicef.es