Aumenta el número de niños y mujeres embarazadas con VIH que reciben tratamiento contra el SIDA, según un nuevo informe

Aunque el número de niños, niñas y mujeres embarazadas con VIH que reciben tratamiento ha aumentado, todavía queda mucho camino por recorrer antes de cumplir la promesa de una generación libre del SIDA, según indica un informe de las Naciones Unidas presentado hoy.

MADRID – La infancia y el SIDA, Segundo balance de la situación es un examen de los progresos en la lucha contra el SIDA y de la manera en que la enfermedad SIDA afecta a los niños, las niñas y los jóvenes.Unidos por la Infancia Unidos contra el SIDA, iniciado en octubre de 2005 por el Programa conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/SIDA (ONUSIDA), UNICEF y otros asociados, fue un llamamiento a la acción en torno a las repercusiones del VIH y del SIDA sobre la infancia.

“Los niños, las niñas y los jóvenes de hoy en día no han conocido nunca un mundo libre del SIDA”, afirma la Directora Ejecutiva de UNICEF, Ann M. Veneman. “Miles pierden sus vidas todos los años debido a la enfermedad, y millones han perdido a sus progenitores y a sus cuidadores. Los niñosdeben ser la prioridad en el temario mundial contra el SIDA”.

Producido por ONUSIDA, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y UNICEF, el informe examina los progresos alcanzados –así como los problemas por resolver– en 4 áreas fundamentales: prevenir la transmisión del VIH de madre a hijo, proporcionar tratamiento pediátrico, prevenir la infección entre los adolescentes y los jóvenes, y proteger y ayudar a los niños y niñas afectados por el SIDA. El informe se concentra en los países de ingresos bajos y medios .

Según el Informe, durante el 2007 se estima que más de 290.000 niños menores de 15 años fallecieron a causa del SIDA, y 12,1 millones de niños en África subsahariana han perdido uno o ambos padres a causa del SIDA.

Sin embargo, para finales de 2006, 21 países –entre ellos Benin, Botswana, Brasil, Namibia, Rwanda, Sudáfrica y Tailandia– estaban bien encaminados para alcanzar la meta de la campaña Unidos por la Infancia Unidos contra el SIDA, que consiste en lograr para 2010 una cobertura del 80% en los servicios de prevención de la transmisión del VIH de madre a hijo; esto representa un aumento con respecto a los 11 países que estaban bien encaminados en 2005.

Por otro lado el numero de niños seropositivos que han recibido tratamiento antiretroviral (en países de bajos y medios ingresos) se ha incrementado en un 70% del 2005 al 2006.

“Se han logrado avances importantes a la hora de definir las necesidades de tratamiento de los niños y en la prevención de la transmisión del VIH de madre a hijo”, dijo el Director Ejecutivo de ONUSIDA, Dr. Peter Piot. “Sin embargo, si queremos lograr un cambio importante en la dirección de la epidemia, todavía queda mucho por hacer para evitar la propagación del VIH entre los jóvenes y los adolescentes”.

Los indicadores muestran avances en la protección y la atención de los niños y niñas afectados por el SIDA en muchos países, y en el acceso de estos niños y niñas a los servicios sociales. También se han logrado progresos en las tasas de matriculación en la escuela de los niños y niñas que han perdido a ambos progenitores debido a la enfermedad, aunque los niños afectados por el SIDA corren un mayor riesgo de retrasarse en sus estudios que los otros niños, y de vivir en hogares más pobres.

Desde 2000-2001, la prevalencia del VIH entre las mujeres embarazadas de 15 a 24 años que acudían a clínicas prenatales se redujo en 11 de los 15 países que disponían de datos suficientes.

La proporción de mujeres embarazadas con VIH que reciben tratamiento antirretroviral para reducir el riesgo de transmisión del virus a sus hijos aumentó en un 60% entre 2005 y 2006, pero, incluso con este aumento, se calcula que solamente un 23% de las mujeres embarazadas con VIH reciben antirretrovirales.

“ Avanzamos pero aún quedan cosas por conseguir”, dice el Doctor Kevin DeCock, Director de la División de SIDA de la Organización Mundial de la Salud. “Es fundamental que proporcionemos tratamiento antirretroviral a las mujeres que lo necesitan para mantenerse sanas, algo que nos permitirá salvar sus vidas y asegurar el futuro de sus hijos. Para lograrlo, es preciso fortalecer los sistemas de salud y su elemento más valioso, los trabajadores de la atención de la salud”.

Más de los 2,1 millones de niños menores de 15 años que vivían con VIH en 2007 de infectaron antes de su nacimiento, durante el parto o la lactancia. En 2007, los jóvenes de 15 a 24 años aún representaban el 40% de las infecciones por VIH entre todas las personas mayores de 15 años.

Aunque las noticias son dispares, el informe asegura que es posible lograr una generación libre del SIDA. Aunque persisten los déficits en la financiación, tanto los gobiernos como los donantes están asignando más recursos a la prevención, el tratamiento y la protección. En 2007, la cantidad disponible para combatir el SIDA fue de alrededor de 10.000 millones de dólares, un aumento con respecto a los 6.100 millones de 2004.

La prioridad consiste ahora en aplicar nuevas iniciativas y ampliar la escala de las que ya se han llevado a cabo y han demostrado su eficacia.

El informe realiza un llamamiento a la acción para:

  • Fortalecer las comunidades y las familias, una labor fundamental en todos los aspectos de un enfoque del SIDA centrado en la infancia
  • Reforzar los servicios de salud, educación y bienestar social para lograr intervenciones eficaces de apoyo a los niños y niñas afectados por el VIH y el SIDA
  • Integrar los servicios para la prevención de la transmisión de madre a hijo en los programas para las madres, los recién nacidos y los niños y niñas
  • Consolidar los datos y las técnicas de medición a fin de documentar los avances y los problemas, y reforzar el compromiso.

Acerca de UNICEF:

UNICEF trabaja sobre el terreno en más de 150 países y territorios para ayudar a los niños y niñas a sobrevivir y avanzar en la vida desde la primera infancia hasta la adolescencia. El mayor proveedor de vacunas a los países en desarrollo, UNICEF apoya la salud y la nutrición de la infancia, el abastecimiento de agua y saneamiento de calidad, la prestación de educación básica de calidad para todos los niños y niñas y la protección de los niños y niñas contra la violencia, la explotación y el SIDA. UNICEF está financiado en su totalidad por las contribuciones voluntarias de individuos, empresas, fundaciones y gobiernos. www.unicef.org

Acerca de ONUSIDA:

ONUSIDA es un proyecto conjunto innovador de las Naciones Unidas, que reúne las actividades y los recursos en la respuesta contra el SIDA de la Secretaría de ONUSIDA y de 10 organizaciones del sistema de las Naciones Unidas. La sede de la Secretaría se encuentra en Ginebra, Suiza, y dispone de personal en el terreno en más de 80 países. La coherencia en las actividades sobre el SIDA del sistema de las Naciones Unidas se coordina en los países por medio de grupos temáticos de las Naciones Unidas y programas conjuntos sobre el SIDA. Los copatrocinadores de ONUSIDA son ACNUR, UNICEF, el PMA, el PNUD, UNFPA, la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, la OIT, la UNESCO, la OMS y el Banco Mundial. www.unaids.org

Acerca de la OMS:

En su calidad de autoridad directora y coordinadora de la salud a escala internacional, la Organización Mundial de la Salud (OMS) es el principal organismos del sistema de las Naciones Unidas responsable de la respuesta mundial del sector de la salud al VIH/SIDA. El Departamento para el VIH/SIDA ofrece pruebas científicas y apoyo técnico a los Estados Miembros de la OMS para ayudarles a ampliar la escala de los servicios de tratamiento, atención y prevención, y suministra medicamentos y diagnósticos para garantizar una respuesta amplia y sostenible al VIH/SIDA. www.who.int

Más información:

Sara Cortés
+91 378 95 58 / 609 16 00 51
scortes@unicef.es