3 meses del huracán Matthew en Haití: descubre lo que hemos logrado

Tres meses después del paso del huracán Matthew por Haití, UNICEF y sus aliados seguimos llevando ayuda humanitaria a los niños y sus familias damnificadas por esta tormenta de categoría 4. 

Haití, 3 meses después de Matthew

El huracán afectó a más de 2 millones de personas, entre ellas 900.000 niños. De todas ellas, 1,4 millones continúan necesitando asistencia, incluyendo 600.000 niños. Además de las pérdidas personales de hogares y cosechas, más de 716 escuelas, numerosas instalaciones sanitarias y la infraestructura de saneamiento sufrieron daños.

Sin embargo, y a pesar de los retos, hemos conseguido grandes resultados durante los últimos 3 meses que queremos compartir contigo:

  •  Acceso a agua potable a diario para más de 281.000 personas.
  •  Vacunación contra el cólera de más de 800.000 personas, de las que unas 310.000 eran niños de entre 1 y 14 años.
  •  Restablecimiento del sistema de la cadena de frío en 37 centros y equipamiento a 35 centros ambulatorios de tratamiento contra la desnutrición en Grand Anse y Sur, así como a dos centros para pacientes hospitalizados en sendos departamentos.
  •  Rehabilitación total de 14 escuelas, mientras continúan los trabajos en otras 107, para que más de 36.000 estudiantes puedan volver al cole.  
  •  Apoyo a las familias que han perdido sus medios de subsistencia para prevenir la separación de sus hijos.

3 meses del huracán Matthew en Haití: queda mucho por hacer

"Tres meses después de Matthew, los avances son ya visibles: el acceso a agua potable es cada vez mejor, la gran mayoría de las escuelas y varios centros de salud han reabierto sus puertas y las áreas de más difícil acceso están recibiendo asistencia. UNICEF sigue trabajando para cumplir con su mandato y sus obligaciones en los esfuerzos de emergencia y desarrollo", ha asegurado nuestro representante en Haití, Marc Vincent.

Para permanecer más cerca aún de la población y mejorar la prestación de servicios a los más afectados, hemos abierto dos nuevas oficinas en terreno: una en Les Cayes, en el departamento Sur, y otra en Jérémie, en el departamento de Grand Anse.

Así podemos trabajar estrechamente con las comunidades contra la desnutrición que afecta a niños y adultos mientras tratan de recuperarse de la prolongada sequía y de las consecuencias de Matthew, como el constante riesgo de enfermedades y la pérdida de medios de vida.

Queda mucho por hacer en el año que comienza para que los niños haitianos y sus familias puedan acceder en condiciones dignas a agua potable y saneamiento, así como a medidas de protección, a educación y a servicios de salud.

Una vez más, en UNICEF dependemos de la generosidad de los donantes para continuar con nuestra misión y mantenernos fieles a nuestro mandato, que no es otro que proporcionar una oportunidad justa a cada niño. ¡Ayúdanos a ayudar!

Dona ahora