Un viaje en bicicleta para vacunar a todos los niños

Redacción UNICEF

Redacción UNICEF


Post de Sabine Dolan, UNICEF en República Democrática del Congo.

En el continuo esfuerzo por proteger a los niños de laRepública Democrática del Congo contra enfermedades mortales pero prevenibles, llegar a las comunidades remotas con vacunas que salvan vidas es una tarea difícil.

El inmenso tamaño del país y las débiles infraestructuras son un obstáculo importante, agravado por los disturbios civiles y los desplazamientos de la población.

La República Democrática del Congo se encuentra entre los10 países con mayor número de niños no vacunados.Se ha avanzado a medida que se intensificaban los esfuerzos paravacunar a todos los niños, pero las comunidades remotas siguen siendo un desafío.

Ahí es donde el personal sanitario marca la diferencia. Esta es la historia de Kalima Munena Elias, un trabajador de la salud que vive en Nyunzu, en el este de la provincia de Katanga en la República Democrática del Congo.

Llevar las vacunas a las zonas más remotas

Kalima Munena tiene una misión. Una vez al mes, monta en su bicicleta 117 kilómetros para llegar a aldeas remotas cerca de Kitenge, en la provincia de Katanga del Congo oriental.

El viaje de Kalima dura dos días en medio de un calor abrasador, caminos en mal estado y el encuentro ocasional con alguna serpiente. Pero el objetivo de Kalima es vital:entregar las vacunas que salvan vidasa los niños que viven en comunidades aisladas, niños que de otro modo no podrían adquirirlas.

Estos pueblos se encuentran acosados por enfermedades prevenibles que pueden matar a un niño; enfermedades mortales como el sarampión, la poliomielitis y la neumonía. En la República Democrática del Congo la neumonía causa el 19% de las muertes de niños menores de cinco años, pero una nueva vacuna que acaba de ser introducida podría ayudar a revertir esta tendencia.

Tan pronto como llega a la aldea de Kitenge,  Kalima se encarga de preparar las vacunas, mientras la jefa de enfermería explica cómo proteger a sus niños de enfermedades prevenibles alas madres que se han reunido en el centro de salud.

Muchas madres han llegado hasta aquí hoy, un signo positivo para Kalima y el equipo de salud, ya que es crucial llegar a las familias que viven en estas comunidades remotas y enseñarles cómo prevenir estas enfermedades.

el trabajo de unicef: 100% niños vacunados

"Es importante para mí", dice Kalima mirando las madres reunidas en el centro de salud. "Me hace feliz ver a estas madres que han traído a sus hijos aquí. Algunas han tenido que caminar largas distancias para llegar a nuestro centro de salud, así que tengo que estar aquí y asegurarme de que sus hijos sean vacunados".

Un total de 45 niños reciben vacunas. Con la ayuda de la enfermera, Kalima monitorea de inmunización de los niños gracias a las cartillas de vacunación. Estas ayudan a garantizar que los niños reciben las dosis adecuadas a la edad adecuada. 

En un lugar sin electricidad, mantener las vacunas a una temperatura fría es un desafío. En la actualidad sólo un 30 por ciento de los centros de salud de la República Democrática del Congo tiene un refrigerador que funcione.

UNICEF ha sido un actor clave, no sólo para ayudar a proporcionar vacunas en todo el país, sino también parasuministrar portadores de vacunas y cajas frías en los centros de salud, para asegurar que las dosis se mantengan a la temperatura adecuada.

"Es importante que las vacunas se mantengan a unatemperatura fría, entre 2 ° C y 8 ° C. De esta forma podemos vacunar a los niños y proteger la vida de nuestros hijos".

Kalima se preocupa por la comunidad con la que trabaja. Él y su equipo no dudan en visitar a las madres que no han venido hoy para asegurarse de que sus hijos no se queden atrás.

Gente como Kalima es la que está ayudando a salvar a los niños de muertes evitables.

Y es la gente como tú la que lo hace posible.