Un año después de la explosión en Beirut, las cicatrices no sanan

Las graves necesidades de las familias y niños afectados han aumentado por el colapso de la economía, la inestabilidad política y la pandemia por COVID-19.

Raquel Fernández, jefa de comunicación de UNICEF Líbano

17/08/2021

El 4 de agosto de 2020, se paró el mundo en Beirut. Una cadena de terribles explosiones trastocó las vidas de más de 100.000 niños y sus familias. Un año de reconstrucción no ha sido suficiente para que las heridas cicatricen. Sin ir más lejos, ayer otra tragedia que podría haberse evitado volvió a traer los peores recuerdos: otra explosión de un tanque de combustible, esta vez en la ciudad de al-Tleil, en la región norteña de Akkar, ha dejado 28 personas fallecidas, incluyendo un niño, y 79 personas heridas.

Siete de cada diez hogares necesitaron asistencia básica tras las explosiones, sobre todo ayuda en efectivo y alimentos, y casi todas esas familias siguen necesitando apoyo. Una encuesta que hemos realizado desde UNICEF arroja que dos de cada tres familias (el 68,6%) no han tenido acceso a atención sanitaria o medicamentos desde las explosiones. Tras esta nueva explosión, se vuelve a poner en evidencia el colapso de hospitales y centros de salud, y la falta de medicamentos esenciales, lo cual agrava notablemente la situación.

Las consecuencias en la salud mental de niñas y niños

Las consecuencias en la salud mental de los más pequeños, es la otra cara de la moneda. Un tercio de las familias con niños menores de 18 años dijeron que al menos un niño de su hogar seguía mostrando signos de angustia psicológica. En el caso de los adultos, es casi la mitad. 

“El recuerdo de ese día no me abandonará jamás”, dice Faten. Ella y sus hijos están entre las familias que recibieron apoyo psicosocial a través de UNICEF y su socio local, Himaya. Maryleen, su hija de 12 años, estaba sola en casa con sus hermanas pequeñas cuando ocurrió la explosión. Fue la más traumatizada, pero ha mejorado mucho tras recibir apoyo psicosocial. “Nunca lo olvidaremos, pero hay que mirar hacia adelante”, dice con una madurez sorprendente para su edad.

Faten posa con su familia, unade las que recibió apoyo psicosocial por parte de UNICEF

La triple crisis que afecta a Líbano

Desde la explosión, Líbano ha ido en caída libre debido a una triple crisis: económica, política y la pandemia de COVID-19. Todos los niños y niñas y sus familias se ven afectados por esta triple crisis de una forma u otra, y el número de personas que necesitan ayuda aumenta cada día.

Los especialistas de UNICEF advierten que si el cambio, la recuperación y la responsabilidad no llegan ya, podrían no llegar nunca y llevar al país al abismo y a un punto de no retorno.

Un equipo de UNICEF recoge escombros y analiza la situación dos días después de la explosión

Garantizar las necesidades básicas en Líbano

Desde UNICEF llevamos todo el año volcando nuestro trabajo para que la vida de los miles de niños y niñas afectadas por el desastre vuelva cuanto antes a la normalidad. Hemos trabajado desde lo más inmediato de la fase de rehabilitación y reconstrucción, hasta asegurar los servicios esenciales a largo plazo para la infancia y sus familias:

  • Salud y nutrición: hemos colaborado en la reconstrucción de varios centros de salud y un hospital infantil, distribuido 1,7 millones de vacunas y proporcionado ayuda nutricional a 45.700 niños menores de cinco años.
  • Educación: hemos trabajado para garantizar el retorno a las escuelas reemplazando el mobiliario y reconstruyendo 90 escuelas públicas afectadas por la explosión.
  • Agua, saneamiento e higiene: hemos proporcionado acceso al saneamiento a 197.000 personas y rehabilitado el suministro de agua que da servicio a más de 23.000 personas.
  • Protección psicosocial: más de 33.000 personas han recibido apoyo psicosocial para lidiar con el trauma.

Fondo de Emergencias

Ayúdanos a estar preparados ante una emergencia.

¿Sabes que puedes recuperar hasta un 80% de tus donaciones? Más info

Desgravación fiscal

Deducción y desgravación de donaciones a UNICEF

Si has decidido hacerte socio o realizar un donativo puntual a UNICEF te informamos que puedes desgravarte estas donaciones de tu declaración de la renta. Desde enero de 2020 se han incrementado los tipos de deducción aplicables a las donaciones que se realicen en favor de UNICEF España, como entidad acogida al régimen fiscal especial de la Ley 49/2002, de 23 de diciembre:

Personas Físicas (IRPF)Porcentaje de deducción
Primeros 150€80%
Resto35%
Donaciones plurianuales (a la misma entidad durante al menos 3 años) > 150€ *40%
Límite deducción base liquidable10%

*Por importe igual o superior, en cada uno de ellos, al del ejercicio anterior.

Personas Jurídicas (IS)Porcentaje de deducción
Donaciones en general35%
Donaciones plurianuales (a la misma entidad durante al menos 3 años)*40%
Límite deducción base liquidable10%

*Por importe igual o superior, en cada uno de ellos, al del ejercicio anterior.

  • Si eres persona física, en el IRPF correspondiente a este año podrás deducirte el 80% del importe de tus cuotas y/o donativos íntegros por aportaciones de hasta 150€ al año. A partir de esa cantidad la deducción será del 35% o del 40% si llevas colaborando con nosotros al menos 3 años seguidos, con un límite del 10% de la base liquidable.
  • Si eres persona jurídica, en el impuesto de sociedades podrás deducirte el 35% de tus cuotas y/o donativos íntegros. Si llevas colaborando con nosotros al menos 3 años seguidos la deducción será del 40%, con un límite del 10% de la base liquidable.
  • Si eres persona física o jurídica no residente en España y obtienes rentas en nuestro país, tienes también un beneficio fiscal por el importe de tus donativos. Puedes consultarlo en www.aeat.es
  • Si resides en una comunidad autónoma sujeta a un régimen foral particular o que ha establecido deducciones adicionales por donaciones a ONG, las deducciones aplicables pueden ser diferentes.

Recuerda que para que podamos informar a la Agencia Tributaria del importe de tus cuotas y donativos es imprescindible que nos hayas facilitado tu DNI o NIF y domicilio.

Por favor, si aún no lo has hecho, llámanos al 900 907 500 o escríbenos a socios@unicef.es o facilítanos estos datos a través de tu área del colaborador en nuestra web: www.unicef.es/acceso
Si quieres ampliar la información sobre estos beneficios fiscales, por favor, consulta la web de la Agencia Tributaria: www.aeat.es

Si prefieres, contacta con nosotros en el 900 907 500 de lunes a viernes de 9:00h a 21:00h y sábados de 11:00h a 17:00h | socios@unicef.es

Donar por transferencia bancaria:
CaixaBank ES69 2100 5731 77 0200004894