Un año de ébola en República Democrática del Congo

Es muy urgente que se intensifique una respuesta global ante la posibilidad real de que el brote de ébola se extienda a otros países.

1 año de ébola

01/08/2019

El 1 de agosto se cumple 1 año desde que el Gobierno de República Democrática del Congo (RDC) declaró un brote por el virus del ébola en la provincia de Kivu. Dos semanas antes se había anunciado la emergencia de salud pública de interés internacional.

En el último año ha habido más de 2.600 casos confirmados, entre los que se cuentan más de 1.800 muertes en zonas de las provincias de Ituri y Kivu del Norte. Casi 1 de cada 3 casos fue un niño.

El ébola es una enfermedad implacable y devastadora. Se transmite de madre a hijo, de marido a mujer, de paciente a cuidador, del cadáver de una víctima al pariente de luto. La enfermedad hace que la vida cotidiana dé un vuelco: perjudica a los negocios locales, impide que los niños vayan a la escuela y dificulta la prestación de servicios de salud vitales y rutinarios. Es principalmente una crisis sanitaria, pero que también tiene un impacto crítico en la forma en que las personas cuidan a su familia, ven a sus vecinos e interactúan con su comunidad.

En Goma ya ha habido dos casos confirmados en un mes. Que esto haya ocurrido en un lugar con una densidad de población tan elevada (1 millón de habitantes), pone de manifiesto la existencia de un riesgo real de contagios incluso más allá de las fronteras, así como la necesidad urgente de intensificar la respuesta global y la inversion de los donantes.

Desde UNICEF, junto al resto de agencias de Naciones Unidas y otros aliados como el Gobierno congoleño, seguimos trabajando para garantizar un entorno propicio en el que se pueda dar la respuesta de salud pública más adecuada, lo que incluye seguridad, logística, compromiso político y comunitario, y acciones para abordar las preocupaciones de las comunidades afectadas.

También saludamos los esfuerzos heroicos de los trabajadores sanitarios, de los habitantes de las comunidades afectadas y de los aliados. Pero, a pesar de su labor incesante, la enfermedad sigue propagándose. El brote está teniendo lugar en una zona de desplazamiento de población y conflicto activo, lo que complica mucho la efectividad de la respuesta debido a la inseguridad, a los ataques armados contra los trabajadores sanitarios y las infraestucturas.

Ébola: qué estamos logrando para contener el brote

A continuación destacamos algunos de los logros que hemos conseguido hasta el momento para contener el ultimo brote de ébola:

  • Más de 170.000 personas vacunadas.
  • Unas 1.300 personas tratadas con terapias de investigación en 14 centros de tratamiento y tránsito.
  • 77 millones de exámenes a viajeros nacionales e internacionales.
  • Visitas a 20.000 personas al día para comprobar que no habían enfermado.
  • 3.000 muestras cada semana a través de 8 laboratorios.
  • 10.000 puntos para el lavado de manos instalados en zonas críticas.
  • Más de 2.000 trabajadores comunitarios en las áreas afectadas.
  • Más de 440.000 personas y sus contactos con ayuda alimentaria.
  • 25.000 niños en edad escolar han recibido comidas diarias.

Si prefieres, contacta con nosotros en el 900 907 074 de lunes a viernes de 9:00h a 21:30h y sábados de 11:00h a 17:00h | hola@unicef.es

Donar por transferencia bancaria:

Caixabank: ES88 2100 5731 7602 0025 7674