Terremoto en Haití: UNICEF trabaja contra los elementos para atender a la infancia afectada

Redacción UNICEF

Redacción UNICEF


Un fuerte terremoto ha golpeado Haití, el país más pobre de América. La precariedad de las infraestructuras del país hacen temer que las consecuencias sean devastadoras para la infancia. Casi la mitad de la población afectada son menores de edad. UNICEF ha puesto ya en marcha su operativo de emergencia para atender las necesidades básicas de las familias afectadas y proporcionarles agua, alimentos, asistencia médica, cobijo y protección. UNICEF España ya ha financiado con 100.000 euros la primera fase de emergencia, pero harán falta más fondos

El terremoto que afectó la isla de La Española (Haití y República Dominicana) el martes 12 de enero ha aumentado los niveles de inseguridad y vulnerabilidad de la infancia de unos de los países más pobres del planeta.

El mal estado de carreteras e infraestructuras básicas (edificaciones, agua, electricidad, comunicaciones) y el grave deterioro mediambiental que sufre Haití provocan que las consecuencias de los daños sean mayores y sus efectos más prolongados. La población, que ya sufría una gran vulnerabilidad debido a años de conflictos y varios desastres naturales, se encuentra ahora al límite de la supervivencia. El país más joven de América (casi la mitad de la población son menores de 18 años) necesitará ayuda externa para poder superar la catástrofe.

Dificultades para hacer llegar la ayuda

UNICEF España ya ha financiado las primeras acciones de emergencia con 100.000 euros, sin embargo atender las necesidades inmediatas de la población va a exigir un gran esfuerzo, por las dificultades de acceso y los problemas en las comunicaciones.

Aunque este es el terremoto más fuerte que ha sufrido el país en las últimas décadas, Haití ha vivido varias catástrofes en los últimos años que han minado cada vez más su capacidad de respuesta. El conflicto intermitente que vive el país desde su independencia ha tenido graves consecuencias para la infancia, como revelaba un informe de 2004, año en el que la crisis política vivió un fuerte recrudecimiento. Además, los huracanes que asolan el Caribe periódicamente han tenido un especial impacto en Haití, dondela degradación medioambiental y la destrucción de los bosques favorecen los corrimientos de tierras y la destrucción. Un ejemplo fueron los huracanes de primavera y otoño de 2008, tras los que Haití tuvo grandes problemas para recuperarse.

Trabajo de UNICEF en Haití

La infancia del país afronta grandes retos, como refleja el informe La infancia amenazada: Haití. La vulneración de derechos básicos continúa siendo algo habitual en un país con los indicadores de desarrollo más preocupantes del continente americano. UNICEF trabaja en Haití para revertir una situación desesperanzadora:

- Las tasas de escolaridad y los indicadores de salud son peores que en muchos lugares de África y el VIH/SIDA hace estragos en una población que carece de información sobre cómo se extiende la pandemia.

-La protección de la infancia continúa siendo una asignatura pendiente en una sociedad en la que años de violencia han dejado una profunda huella y donde las necesidades económicas se ceban en la explotación de los más pequeños.

El trabajo de UNICEF en Haití se centra en cinco programas:

  • El programa de salud y nutrición (centrado en los niños y niñas de 0 a 6 años de edad)
  • Los programas de salud para los adolescentes y los jóvenes.
  • El programa de educación básica y atención y desarrollo durante la primera infancia.
  • Las actividades de los programas de protección infantil y juvenil (de 0 a 18 años)
  • El programa para el fomento de la capacidad, supervisión y evaluación
  • El programa de promoción, información, comunicación y participación.