Suministros básicos para la infancia en Myanmar

El personal de UNICEF sobre el terreno en Myanmar ha comenzado a entregar suministros de emergencia en el delta de Irrawaddy, mientras el número de víctimas del ciclón del sábado sigue subiendo. UNICEF Comité Español ha realizado ya un envío de 100.000 euros para la financiación de las primeras acciones de emergencia

Según las últimas informaciones, el gobierno militar de Myanmar dijo que casi 22.500 personas han muerto y aproximadamente41.000 siguen desaparecidas. Según las últimas noticias, la mayor parte de los fallecimientos se produjeron debido a la ola gigante que apareció como consecuencia del ciclón Nargis.

Funcionarios de las Naciones Unidas dijeron que casi un millón de personas se han quedado sin hogares a causa de la emergencia.

El ciclón Nargis golpeó las costas de Myanmar el sábado 3 de mayo, con vientos de más de 175 kilómetros por hora que arrasaron millones de viviendas y llevaron a la declaración de estado de emergencia y la solicitud de ayuda. Sin embargo el acceso a las zonas afectadas no está siendo fácil, por las limitaciones impuestas por el Gobierno y por la propia devastación causada por la catástrofe.

Atender las necesidades inmediatas

El personal de UNICEF sobre el terreno afirma que la devastación se extiende por todos lados y  que existe una necesidad inmediata de agua, alimentos y refugio. UNICEF ha proporcionado al barrio deLaputta, uno de los que más severamente ha sido azotado, medicinas esenciales, botiquines y sales de rehidratación oral para tratar la deshidratación diarreica. Los suministros fueron transportados por vía aérea gracias a un helicóptero del Gobierno.

Varias misiones están trabajando para evaluar las necesidades inmediatas y obtener ayuda esencial para los niños, las niñas y las familias en otras zonas afectadas por el ciclón. Mientras los cálculos del número de víctimas aumentan rápidamente, UNICEF trabajará estrechamente con otras agencias de las Naciones Unidas, para suministrar servicios básicos, entre ellos agua y saneamiento, garantizar la protección de la infancia y tratar de que su educación se interrumpa lo menos posible.

Además, UNICEF ha enviado ya los siguientes suministros:
  • 6.000 sobres de sales de rehidratación oral, 1.500 potabilizadores de agua, 10 equipos de medicamentos (cada uno permite atender a 5.000 personas), 20 botiquines, 270 lonas para refugios, 1 clorificadora para el agua y 300 equipos para familias a Laputta, en Irrawady.
  • 5.000 sobres de sales de rehidratación oral, 5.000 potabilizadores de agua, 10 equipos de medicamentos , 20 botiquines, 100 lonas para refugios y 1 clorificadora para el agua a Mawlemyine Kyun, en Irrawady.
  • 3.000 potabilizadores de agua, 3.000 sobres de sales de rehidratación oral, 6 equipos de medicamentos , 20 botiquines, 1.000 lonas para refugios y 2 clorificadoras para el agua a Mawlemyine Kyun, a los suburbios de Hlaing Thar Yar y Kyauk Tan en Yangon.
  • 1.000 potabilizadores de agua, 1.000 sobres de sales de rehidratación oral, 5 equipos de medicamentos y 10 botiquines al suburbio de Kun Gyan Gon, en Yangon.
  • 1.000 potabilizadores de agua, 1.000 sobres de sales de rehidratación ora para 1.280 niños y niñas, incluyendo 120 niñas y mujeres afectadas por el VIH residentes en las escuelas del Departamento de bienestar Social en Yangon.
UNICEF cuenta con suministros de emergencia en el país para su inmediata distribución, pero serán necesarios suministros adicionales

En la capital, Yangón (antes Rangún), el gobierno militar intenta restaurar el suministro eléctrico y de agua. Se ha declarado el estado de emergencia, pero hasta ahora no se ha emitido ningún visado para permitir que el personal internacional de Naciones Unidas entregue los suministros de ayuda desde fuera del país.

En el momento es que se den estos permisos, UNICEF enviará desde sus almacenes centrales en Copenhague y el almacén de apoyo en Dubai los suministros adicionales que ya están siendo preparados.

UNICEF ha preposicionado suministros en varias partes del país, que se pueden movilizar fácilmente", indica la Subdirectora de Programas de Emergencia de UNICEF, Kari Egge. "Por supuesto que esto no es suficiente. Las últimas cifras son tan elevadas que estamos planeando enviar nuevos suministros".