Qué significa un año de amor en la vida de un niño

En un año puede pasar de todo. Para un bebé, el primer año de vida es una etapa única de crecimiento y descubrimiento: aprende a darse la vuelta, toma sus primeros alimentos sólidos, empieza a andar y hablar, etc. Te mostramos las fotos del antes y el después (y te contamos las historias) de 4 niños de 4 países que han sobrevivido y prosperado en 2019 gracias a la ayuda de personas como tú.

Liam, Perú

Liam de Perú, 2019

02/01/2020

En Perú, hay madres que viven a cinco horas del centro de salud más cercano. Antes, si tenían contracciones a mitad de camino, algunas de ellas no llegaban a tiempo y se veían obligadas a parir allí mismo. Y si se producían complicaciones, muchos recién nacidos no sobrevivían.

Una Mamá Wasi es una casa de espera para gestantes, utilizada sobre todo en zonas rurales y remotas, donde las madres pueden descansar y esperar cómodamente el momento del parto cerca de un hospital. En UNICEF ayudamos a construir la primera Mamá Wasi en Perú en 1999 y recomendamos al Gobierno del país que las incluyera en su sistema de salud pública.

Verónica dio a luz a buen término a Liam en un centro de salud de la provincia de Paruro (centro de Perú) después de pasar unos días en una Mamá Wasi.

Youssouf, Malí

Youssouf, Malí, 2019

"Estaba tan feliz cuando llegó Youssouf… Él es mi primer bebé", nos cuenta la madre de Youssouf, Hawa. "Toda la familia estaba feliz por mí. Todo salió bien. Llegué al centro de salud cuatro días antes de dar a luz. Sentí un dolor agudo en el abdomen, pero luego el parto fue rápido".

"La partera me acompañó a la sala de parto. Ella me apoyó, me animó, hizo que me bajase el dolor y aceleró el parto. Después de parir, me lavaron con agua. Después me sentí limpia y mi familia vino a celebrarlo".

En la región de Sikasso (sur de Malí), donde nació Youssouf, UNICEF ha construido un pozo en el hospital local, equipando tanto al personal como a los pacientes con agua potable. "El agua limpia nos ayuda a evitar que los bebés contraigan infecciones. Antes de tener el pozo, los niños enfermaban mucho más a menudo, de malaria y de diarrea. Teníamos que tratarlos con antibióticos a una edad muy temprana", explica la matrona Oumou K. Cissé.

Uuriintsolmon, Mongolia

Uurim, Mongolia, 2019

"No siempre sabía cómo cuidar a mi primer bebé: tuvo ictericia, infecciones de la piel, secreción nasal, pasó frío… Hubo un momento en que temí que se muriera. Estaba muy preocupada por ella", afirma la madre de Uuriintsolmon, Bayarmaa Erdenejargal, en la provincia de Khövsgöl (norte de Mongolia).

Cuando Bayarmaa, de 31 años, estaba embarazada de Uuriintsolmon, pensó que no quería repetir los mismos errores, por lo que se apuntó a nuestro curso sobre cuidados del bebé en el hogar

“Fue muy útil. Aprendí a reconocer los signos de ictericia, cómo bañarla, cómo tener la habitación ventilada, cómo mantener a la bebé caliente y cómo alimentarla. No bañaba a mi primera hija lo suficiente, así que le salieron algunas heridas en los brazos que se infectaron. Eso no le pasó nunca a mi segunda hija porque sabía que tenía que bañarla con frecuencia gracias a la formación de UNICEF".

Ayedatujannah, Bangladesh

Ayedatujannah, bangladesh, 2019

Ayedatujannah, que significa “la que volvió del cielo”, nació a los 8 meses con un peso de tan solo 2 kilos. No podía respirar, convulsionó y se puso azul. Se pasó conectada a una máquina los cuatro primeros días de vida. Pero gracias a los cuidados que recibió en la unidad especial para recién nacidos apoyada por UNICEF, Ayedatujannah sobrevivió.

"No estábamos seguros de si sobreviviría o moriría. Entonces, cuando sobrevivió, fue como si volviera del cielo. Fue lo mejor que me ha podido pasar en la vida. Después de eso, el médico me enseñó a dar el pecho y Ayedatujannah se enganchó de inmediato. La lactancia materna fue perfecta. Solo espero que se convierta en una buena persona, una buena mujer que pueda manejarse sola ", nos dice su madre, Jannatul, de 24 años, en Daca (capital de Bangladesh).

1 de cada 5 bebés nacen con la ayuda de UNICEF

Cada año, en UNICEF recibimos el apoyo de millones de socios y donantes para contribuir a que nazcan el 20% de los bebés del mundo. Se calcula que solo el día de Año Nuevo nacieron más de 392.078 bebés y que, de ellos, más de 1.000 lo hicieron en España.

“El comienzo de un nuevo año y de una nueva década nos brinda la oportunidad de reflexionar sobre nuestras esperanzas y aspiraciones, no solo para nuestro futuro, sino también para el futuro de los que vienen después de nosotros”, ha dicho nuestra directora ejecutiva, Henrietta Fore.

“Por lo tanto, cuando estrenamos la página de enero en el calendario, es importante tener en cuenta el potencial de cada niño que comienza su andadura en la vida y todas las posibilidades que tiene a su disposición si se le da la oportunidad de explotarlas”, ha añadido.

En UNICEF sabemos muy bien, como dice la canción, lo que significa un año de amor.

Solo nos faltas tú para seguir salvando la vida de muchos niños

Elige ahora tu aportación mensual

Si prefieres, contacta con nosotros en el 900 907 066 de lunes a viernes de 9h a 21h y sábados de 11h a 17h | socios@unicef.es