Los españoles rechazan el turismo sexual infantil y manifiestan que debería castigarse con penas de prisión

En una encuesta sobre la actitud de la sociedad española ante el turismo sexual realizada por la empresa Append para UNICEF Comité Español. Se trata del primer estudio de ámbito nacional realizado en España sobre este tema. El rechazo es mayor entre la población femenina

El estudio “Actitud de la sociedad española ante la práctica de la explotación sexual comercial infantil en los viajes”, elaborado por la empresa Append para UNICEF-Comité Español, revela el rechazo generalizado de los adultos residentes en España hacia la práctica de la explotación sexual comercial infantil en los viajes, también conocida como turismo sexual infantil.

El estudio, realizado a través de una encuesta a casi 1.200 personas, analiza la actitud de la sociedad española ante el fenómeno del turismo sexual y se enmarca dentro de la campaña de UNICEF Comité Español NO HAY EXCUSAS, puesta en marcha en 2004. Se trata de una campaña de prevención y sensibilización sobre este fenómeno, dirigida especialmente a las personas que viajan de España a terceros países.

Como hallazgos clave de la investigación cabe mencionar:
  • La percepción de la sociedad española de que la explotación sexual infantil es un fenómeno generalizado en los países en desarrollo (nueve de cada diez entrevistados lo considera algo frecuente o muy frecuente).
  • La percepción de que un porcentaje relativamente elevado de turistas españoles busca sexo con menores en los destinos turísticos, (un 10% conoce casos de explotadores en su entorno, un 21% considera que la mayoría de los españoles que viajan a países en desarrollo buscan sexo con menores de edad).
  • El rechazo generalizado ante estas prácticas por parte de la gran mayoría de la población, especialmente por las mujeres, (3 de cada cuatro rechazan sin fisuras esta práctica y sólo un 3% se muestra nada concienciado o indiferente).
  • Un alto porcentaje de los entrevistados manifiesta que deberían imponerse penas de prisión a los clientes de prostitución infantil, (un 85% está de acuerdo).
Penalización del cliente de prostitución infantil

Precisamente uno de los objetivos de la campaña NO HAY EXCUSAS ha sido el impulso de una reforma de las leyes españolas con respecto a la explotación sexual infantil. UNICEF y sus aliados han obtenido una respuesta favorable del Ministerio de Justicia y del Gobierno a una propuesta de modificación del Código Penal, en la que se sugería la penalización expresa del cliente de prostitución infantil, figura que está contemplada de un modo ambiguo en el actual Código.

El estudio, el primero realizado en España de ámbito nacional sobre este tema, será una importante herramienta en futuras acciones contra el turismo sexual infantil en los viajes que UNICEF y sus aliados van a llevar a cabo.