COVAX: "Hemos conseguido algo que nunca antes se había hecho"

La directora del Centro de Vacunas de nuestra división de suministros, Ann Ottosen, nos cuenta qué se necesita para introducir una nueva vacuna para responder a una pandemia y cómo nuestra amplia experiencia nos ayuda para liderar el mecanismo COVAX.

Ann Ottosen, senior Manager en UNICEF Supply Division

26/05/2021

¿En qué consiste tu trabajo de gestión de contratos de vacunas?

Dirijo un equipo que asegura las vacunas para los programas mundiales de vacunación. Cada año, desde UNICEF suministramos más de 2.000 millones de vacunas a unos 100 países, protegiendo a los niños contra enfermedades mortales como la difteria, el sarampión y la poliomielitis.

Nuestro trabajo consiste en asegurar las vacunas adecuadas, en las cantidades adecuadas y en el momento adecuado para apoyar los programas de vacunación rutinarios y las campañas preventivas, así como en almacenar vacunas cuando los mercados de suministro son insuficientes para satisfacer los aumentos repentinos de la demanda causados por brotes de enfermedades como la poliomielitis o el ébola.

También colaboramos estrechamente con aliados y trabajamos con fabricantes planificando con mucha antelación para asegurar el suministro necesario a medida que evoluciona la demanda. Hacemos esto porque la producción de una vacuna puede tardar hasta dos años.

Asegurar y suministrar vacunas es nuestra actividad habitual, y es algo que sabemos hacer bien. Eso es lo que hacíamos en UNICEF antes de la pandemia por COVID-19 y es lo que seguimos haciendo. Con la pandemia de coronavirus, hemos recurrido a nuestra amplia experiencia y hemos añadido nuevos equipos para garantizar la capacidad adecuada para cumplir el ambicioso objetivo de garantizar el acceso a 2.000 millones de dosis de la vacuna contra la COVID-19 en el plazo de un año.

¿Cómo participa UNICEF en el despliegue de las vacunas contra la COVID-19?

Asegurar el suministro de vacunas para inmunizar al mundo contra la COVID-19 para hacer frente a la pandemia en 2021 es una carrera contra el tiempo y requerirá el mayor y más rápido aumento de la producción de vacunas y la mayor operación de adquisición y suministro de vacunas de la historia.   

La división de suministros de UNICEF tiene dos funciones principales en esto. Una es la de adquirir las vacunas: licitamos, aseguramos los contratos con los fabricantes que aplican los acuerdos de compra anticipada del mecanismo COVAX, negociamos las condiciones de entrega y hacemos los pedidos de compra. También nos coordinamos con los países y los fabricantes para asegurar el suministro de las vacunas y garantizar que estén listas y disponibles a tiempo para que los transportistas que contratamos las entreguen sin demora. Esto es extremadamente complejo dada la escala de la operación, la constante evolución de la situación del suministro, la urgente necesidad mundial y las estrictas condiciones de la cadena de frío que deben cumplirse para mantener las vacunas a la temperatura adecuada.

En UNICEF también actuamos como coordinadores de adquisiciones para COVAX. Esto incluye proporcionar previsiones de suministro fiables para el mecanismo de asignación y apoyar a los participantes que se autofinancian para acceder a los suministros directamente con los fabricantes de acuerdo con las asignaciones.   

Las previsiones de suministro se facilitan al modelo de asignación de la OMS, que luego determina cuántas dosis se destinan a cada país. Este trabajo es clave para convertir esta hermosa idea de acceso equitativo en la realidad de que las dosis de vacunas lleguen al país y vayan a los brazos de las personas que más las necesitan

UNICEF lleva vacunas a Ghana

¿Qué sentiste cuando aterrizó en Ghana el primer cargamento de dosis de vacunas contra la COVID-19 adquiridas a través del mecanismo COVAX?

El momento en que nos informaron de que el primer cargamento de vacunas había llegado a Ghana fue increíble. Me sentí muy feliz y orgullosa de ver el resultado de todo el duro trabajo que tantas personas han realizado durante tantos largos días y noches. También sentí un enorme alivio, porque había mucha presión sobre el centro COVAX para entregar las dosis y muchos países de altos ingresos ya habían empezado a vacunar.

En realidad, ese primer envío se organizó con extrema rapidez. Las primeras vacunas aterrizaron en Ghana el 24 de febrero, y no fueron aprobadas por la OMS hasta el 15 de febrero. En nueve días las dosis de vacunas ya estaban en el país, ayudando a salvar vidas, y Ghana también ha sido rápida en poner en marcha las campañas de vacunación. Pudimos avanzar tan rápidamente gracias al trabajo preparatorio que hicimos desde UNICEF junto a nuestros aliados. Por ejemplo, nos aseguramos de que los contratos y acuerdos con los fabricantes estuvieran listos de antemano y todos estaban preparados para asegurar el papeleo de las autorizaciones de exportación, las órdenes de compra, la documentación y el envío y la logística.

¿Cuál es el mayor reto al que nos enfrentamos para cumplir la misión del COVAX?

El mayor reto al que nos enfrentamos ahora mismo es el acceso a los suministros de vacunas. Hay retrasos de algunos fabricantes, como esperábamos, pero no son específicos de COVAX, ya que otros compradores también se han visto afectados por los retrasos. En el pasado hemos experimentado retrasos en el suministro de vacunas, tanto nuevas como conocidas, por lo que sabíamos que se trataba de un riesgo real, sobre todo teniendo en cuenta el rápido desarrollo de las vacunas, los procesos normativos y el enorme volumen necesario.

También hay algunas cadenas de suministro nuevas que acaban de establecerse con una serie de problemas iniciales, una fuerte dependencia de las transferencias de tecnología y el uso de redes de fabricación por contrato en lugar de la tradicional producción interna. Y hay una serie de fabricantes que no nos han suministrado antes a UNICEF y que, por tanto, no están familiarizados con nuestras operaciones. Debido a que las vacunas contra la COVID-19 se desarrollaron en un tiempo récord y se están llevando a escala aún más rápido, hay una complejidad sin precedentes en las cadenas de suministro, con diferentes procesos de producción que tienen lugar en diferentes instalaciones en diferentes países.

Además, estamos contemplando un despliegue en 190 países en un año de la vacuna contra la COVID-19, en muchos países dirigida a grupos para los que no existen sistemas para llegar a estas poblaciones. En otras introducciones de vacunas nuevas, solemos ver un enfoque más gradual durante un período de tiempo más largo en sistemas bien establecidos, normalmente en programas de inmunización infantil. Por lo tanto, hay algunos desafíos, pero estamos trabajando con nuestros aliados y los fabricantes para superarlos. 

Dentro de 20 años, ¿cómo te gustaría que la gente contara la historia del mecanismo COVAX a los niños y jóvenes?

Me alegraría mucho que se considerara a COVAX como una historia de éxito por su capacidad para cumplir su compromiso: hacer frente a la fase aguda de la pandemia en 2021. Más que eso, espero que pueda convertirse en un modelo de acceso igualitario a las vacunas a nivel mundial en el futuro. Si pudiéramos conseguirlo, sería increíble, y me sentiría muy orgulloso de formar parte de ese trabajo.

También debemos agradecer a todos los que están trabajando, ayudando y apoyando este esfuerzo de todas las formas posibles. Se trata de un esfuerzo de equipo entre UNICEF, los países y los aliados, y todos deberíamos estar orgullosos de formar parte de esta iniciativa histórica.

Desde la primera entrega, el 24 de febrero en Ghana, hemos distribuido más de 71 millones de dosis de vacunas contra la COVID-19 en más de 125 países, lo que supone un gran logro, que esperamos acelerar aún más, a medida que se disponga de más suministros para garantizar un acceso equitativo. Esto es realmente asombroso. Juntos, hemos logrado muy rápidamente algo que nunca se había hecho antes.

Cada 12 segundos

las vacunas evitan 1 muerte

La solución está en tus manos. Elige tu aportación mensual.

Desgravación fiscal

Deducción y desgravación de donaciones a UNICEF

Si has decidido hacerte socio o realizar un donativo puntual a UNICEF te informamos que puedes desgravarte estas donaciones de tu declaración de la renta. Desde enero de 2020 se han incrementado los tipos de deducción aplicables a las donaciones que se realicen en favor de UNICEF España, como entidad acogida al régimen fiscal especial de la Ley 49/2002, de 23 de diciembre:

Personas Físicas (IRPF)Porcentaje de deducción
Primeros 150€80%
Resto35%
Donaciones plurianuales (a la misma entidad durante al menos 3 años) > 150€ *40%
Límite deducción base liquidable10%

*Por importe igual o superior, en cada uno de ellos, al del ejercicio anterior.

Personas Jurídicas (IS)Porcentaje de deducción
Donaciones en general35%
Donaciones plurianuales (a la misma entidad durante al menos 3 años)*40%
Límite deducción base liquidable10%

*Por importe igual o superior, en cada uno de ellos, al del ejercicio anterior.

  • Si eres persona física, en el IRPF correspondiente a este año podrás deducirte el 80% del importe de tus cuotas y/o donativos íntegros por aportaciones de hasta 150€ al año. A partir de esa cantidad la deducción será del 35% o del 40% si llevas colaborando con nosotros al menos 3 años seguidos, con un límite del 10% de la base liquidable.
  • Si eres persona jurídica, en el impuesto de sociedades podrás deducirte el 35% de tus cuotas y/o donativos íntegros. Si llevas colaborando con nosotros al menos 3 años seguidos la deducción será del 40%, con un límite del 10% de la base liquidable.
  • Si eres persona física o jurídica no residente en España y obtienes rentas en nuestro país, tienes también un beneficio fiscal por el importe de tus donativos. Puedes consultarlo en www.aeat.es
  • Si resides en una comunidad autónoma sujeta a un régimen foral particular o que ha establecido deducciones adicionales por donaciones a ONG, las deducciones aplicables pueden ser diferentes.

Recuerda que para que podamos informar a la Agencia Tributaria del importe de tus cuotas y donativos es imprescindible que nos hayas facilitado tu DNI o NIF y domicilio.

Por favor, si aún no lo has hecho, llámanos al 900 907 500 o escríbenos a socios@unicef.es o facilítanos estos datos a través de tu área del colaborador en nuestra web: www.unicef.es/acceso
Si quieres ampliar la información sobre estos beneficios fiscales, por favor, consulta la web de la Agencia Tributaria: www.aeat.es

Si prefieres, contacta con nosotros en el 900 907 133 de lunes a viernes de 9:00h a 21:00h y sábados de 11:00h a 17:00h | socios@unicef.es