CONSUELO CRESPO, NUEVA PRESIDENTA DE UNICEF - COMITÉ ESPAÑOL

Es la séptima en el cargo y la primera elegida por el nuevo patronato tras el cambio de personalidad jurídica. El cambio de asociación a fundación marca el inicio de una nueva etapa en la institución

Consuelo Crespo Bofill ha sido elegida nueva presidenta de UNICEF- Comité Español. Sustituye en el cargo a Francisco González-Bueno Lillo, que ha sido presidente de la organización durante los últimos cuatro años. Consuelo Crespo lleva más de doce años trabajando en favor de los derechos de la infancia en UNICEF, diez de ellos como presidenta del Comité de UNICEF-País Vasco. Durante los cuatro últimos años ha compaginado esta labor con la de vicepresidenta del Comité Español.

Es la segunda vez que una mujer ocupa la presidencia de UNICEF- Comité Español. La primera fue hace más de 40 años, cuando en 1961 se fundó la Asociación de amigos de UNICEF.

“Siento la gran responsabilidad de representar a una organización como UNICEF, líder en la defensa de los derechos de la infancia. Mi principales objetivos al frente de la organización serán fortalecer nuestra presencia social en toda España, impulsar la labor de UNICEF en la consecución de los Objetivos del Milenio y reforzar los principios y valores que han marcado la actuación de UNICEF en el mundo, transmitiendo a la sociedad la seguridad de que formamos parte de una organización que logra resultados”, subraya la nueva presidenta.

Las claves de la nueva etapa

La decisión de que el Comité Español adopte la forma de una Fundación responde a un proceso de reflexión interno del Comité y también de UNICEF, que busca esquemas organizativos más homologables y seguros de acuerdo con la legislación de cada país.

En esta nueva etapa que comienza, el Patronato es el nuevo órgano máximo de gobierno y representación de la Fundación UNICEF Comité Español. El patronato está compuesto por todos los presidentes de los comités autonómicos de la antigua asociación UNICEF-Comité Español y por 10 nuevos patronos, que fueron elegidos en Asamblea Extraordinaria el pasado mes de junio.

Los dos puntos básicos sobre los que descansa el nuevo programa de gobierno son:

  • la apuesta por intensificar la cooperación al desarrollo en su sentido más amplio, incluyendo la labor de sensibilización que permite multiplicar los compromisos de la sociedad española
  • la defensa a ultranza del cumplimiento de la Convención de los Derechos del Niño, logrando que esta se convierta en una norma ética y hábito de conducta universal.