Conflicto en Nigeria: más de 1.000 niños secuestrados por Boko Haram desde 2013

Dada tenía 12 años cuando ella y su hermana mayor fueron sacadas a la fuerza de su casa en plena noche. Son 2 de los más de 1.000 niños que han sido secuestrados por miembros del grupo fundamentalista en el noreste de Nigeria durante el último lustro.
Niños secuestrados Boko Haram 2014

13/04/2018

Aquella noche fue el comienzo de un calvario de violaciones y abusos. “Un día reunieron a todos los niños (secuestrados) en un descampado y a las chicas nos dijeron que nos sentáramos en el suelo de tierra. Nos dijeron: ‘Si alguien intenta huir, esto es lo que le pasará’. Tomaron a una niña, que no paraba de gritar ‘¡Tengo un bebé en la ciudad!’, le cortaron la cabeza con un cuchillo y la arrojaron al bosque”, nos cuenta Dada.

Cuatro meses después de su secuestro, le obligaron a casarse con un joven insurgente que la violó aquella primera noche de bodas. Dada consiguió escapar y, después de varios días andando por la sabana sin comida, llegó a un campamento militar en Camerún. Allí empezó a sentirse mal y le dijeron que estaba embarazada. Hoy tiene una niña de dos años, Hussaina, a quien quiere con toda su alma pero que, de vez en cuando, le recuerda a aquellos trágicos días.

Conflicto en Nigeria: niñas de Chibok

Entre el millar de niños secuestrados se encuentra el grupo de 276 chicas raptadas en una escuela secundaria en Chibok en 2014. Cuatro años después, 100 de las niñas no han regresado a sus hogares.

Desde UNICEF seguimos pidiendo su liberación, así como el cese de los ataques a las escuelas y de todas las violaciones de los derechos de los niños.

El reciente ataque en una escuela en Dapchi en el que murieron cinco niñas es sólo el último recordatorio de que existen muy pocos espacios seguros para los niños en el noreste de Nigeria. Ni siquiera las escuelas se libran de la violencia.

“Estos ataques continuados a los niños son moralmente inaceptables. Los niños tienen derecho a la educación y a estar protegidos. El aula debe ser un lugar donde estar seguros”, ha dicho el representante de UNICEF en Nigeria, Mohamed Malick Fall.

Desde que empezó el conflicto en el noreste de Nigeria hace casi nueve años, al menos 2.295 profesores han sido asesinados y más de 1.400 colegios han sido destruidos.

Las autoridades de Nigeria se han comprometido a hacer las escuelas más seguras y más resistentes a los ataques y, con nuestra ayuda, se va a poner en marcha la declaración de Escuelas Más Seguras.

Ayúdanos a salvar la vida de miles de niños en emergencias

¡Dona ahora!

Si prefieres, contacta con nosotros en el 900 907 500 de lunes a viernes de 9:00h a 21:00h y sábados de 11:00h a 17:00h | socios@unicef.es

Donar por transferencia bancaria:

Caixabank: ES88 2100 5731 7602 0025 7674