Acción urgente para frenar el cólera entre los desplazados de la República Democrática del Congo

Redacción UNICEF

Redacción UNICEF


El recrudecimiento de un conflicto que no ha parado en los últimos 10 años está llevando a decenas de miles de personas a la pobreza y desprotección más absoluta en el este del país. UNICEF hace un llamamiento a todos los grupos armados y a las partes en este conflicto para que respeten los derechos de la infancia reconocidos por las leyes internacionales. Mientras, la ayuda humanitaria llega con dificultad a los desplazados

Tras más de una década deinseguridad y conflicto armado, elsufrimiento de la infancia en las regiones afectadas continúa en unos niveles dramáticos. Sólo unapaz y estabilidad duraderas podrán permitir una posibilidad de supervivencia y desarrollo a estos niños y niñas que han nacido y crecido sin conocer la paz.

Aunque la apertura de un corredor de asistencia por parte de las Naciones Unidas permitió a UNICEF distribuir alimentos en los últimos días, la situación de violencia dificulta el trabajo de las organizaciones de ayuda humanitaria. Lossuministros y los equipos de ayuda llegan con mucha dificultad a loscampamentos donde se hacinan miles de personas. En estas condiciones, la desnutrición aguda grave y enfermedades como el cólera y el sarampión comienzan a sumarse a la larga lista de problemas de la infancia afectada por el conflicto.

Envío urgente de suministros

Cuatro aviones con suministros para frenar elcólera y las infecciones respiratorias han llegado a Goma, la capital de Kivu Norte, la región donde la violencia está alcanzando cotas más altas en los últimos días. Estos suministros del Gobierno británico han llegado vía Dubai y serán distribuidos por UNICEF y sus aliados de Solidarité y del Comité Internacional de Rescate a decenas de miles de personas que han huido de sus hogares en Kivu Norte.

“Estos suministros ayudarán a contener la expansión delcólera y la diarrea, enfermedades muy contagiosas que se expanden por los campamentos de desplazados de Kivu norte. Agradecemos muchísimo estos suministros y los que están en camino. Son determinantes para ayudar a salvar y mejorar las vidas de los niños y niñas afectados por el conflicto”, afirma la Representante de UNICEF en República Democrática del Congo, Pierrette Vu Thi.

Además, en la central de suministros de UNICEF, un millón de pastillas potabilizadoras y miles decubos y de lonas para refugios están siendo preparados para su distribución. Las pastillas potabilizadoras permitirán acceder al agua potable a miles de personas, los cubos harán posible que la puedan transportar de manera segura y las lonas se utilizarán para construir letrinas de emergencia que permitan mejorar las condiciones de higiene en los campamentos de desplazados.

Las lonas también se entregarán a las familias que han perdido sus hogares, para que puedan refugiarse. Miles de niños han estado durmiendo a la intemperie, en condiciones de mucho frío y humedad, por lo que corren el riesgo de caer enfermos. Estos refugios tan precarios les permitirán un mínimo de protección frente a lasinfecciones respiratorias y el paludismo. Estas dos enfermedades son las dos principales causas de mortalidad infantil en el país.

También se están preparando envíos de mantas y utensilios de cocina. UNICEF y sus aliados continúan reforzando sus campañas de vacunación de emergencia contra el sarampión, la atención sanitaria gratuita, la protección de los niños separados de sus familias, el acceso de emergencia a la educación y las intervenciones en materia de agua, saneamiento e higiene para cientos de miles de personas afectadas por el conflicto.