Tercer día del Congreso Solidari@ en Sevilla: nuestra infancia en apuros

Karmele Sáez, Especialista en Derechos de Infancia de UNICEF España

Oímos hablar como una retahíla habitual en los medios de comunicación de nuestro país, de las dificultades por las que pasan diariamente los niños de países en vías de desarrollo: hambre, pobreza, analfabetismo, violencia… pero a menudo se silencian los apuros reales que la infancia de nuestro territorio ha de soportar.

El 6 de Diciembre de 1990 España ratificó la Convención sobre los Derechos del Niño (CDN), por la que quedaba obligada a garantizar la aplicación de los Derechos de TODOS los niños que vivan en su territorio nacional al margen de tener o no la nacionalidad española.

No hay que negar que enEspaña se han hecho esfuerzos notables desde su fecha de ratificación por convertir estos derechos abstractos en realidades concretas. Pero existen enormes desafíos actuales a los que hacer frente: por ejemplo, somos los últimos de la cola con relación a otros países de Europa en determinados ámbitos como la educación, con respecto al abandono escolar con una tasa del 31, 2% (la segunda cifra más alta de toda la UE); la salud, con relación a la obesidad infantil (27,6%), la inexistencia de especialistas en psiquiatría infantil (algo sólo equiparable a países como Rumanía) y el alto consumo de sustancias tóxicas entre los jóvenes.

En España hay niños pobres y excluidos con un nivel de pobreza infantil superior al resto de países europeos. Es sabido que el bienestar del niño es crucial para el desarrollo de las sociedades. Son niños del presente, adultos del futuro. Démosles la relevancia política y social a la que tienen derecho.