¿Puedo acoger a un niño de Ucrania?

En UNICEF estamos recibiendo muchas consultas sobre la mejor manera de acoger a niños y niñas ucranianos en nuestro país. Ante una crisis, sentimos ese primer impulso de ayudar y dar cobijo a la infancia más vulnerable.

¿Puedo acoger a un niño de Ucrania?

Actualizado 22/03/2022

Cada vez que una crisis humanitaria llega a los medios de comunicación y llena horas y horas de programación, la población española, consternada por las imágenes, muestra su lado más solidario ofreciendo hasta sus propios hogares para acoger a esos niños y niñas que se han quedado sin nada.

En los primeros momentos del recrudecimiento del conflicto en Ucrania, en UNICEF recibimos muchas llamadas y mensajes en nuestras redes sociales, de familias que se ofrecen para acoger a niños y niñas que están teniendo que dejar sus hogares o se encuentran solos a causa de la violencia.

Es encomiable que haya tantas personas, tantas familias dispuestas a ayudar de una forma tan directa. Aquí te explicamos por qué el acogimiento no siempre es la mejor opción. Hay que analizar cada caso por separado y depende de múltiples factores y del contexto en el que se encuentren esos niños y niñas.  

El acogimiento no es una medida inmediata

En primer lugar, el acogimiento de un niño o niña que se encuentra solo en nuestro país, no es algo que se pueda realizar de manera inmediata. La competencia en temas de acogimiento la tienen las comunidades autónomas en coordinación con la administración central del Estado y, por tanto, cualquier persona interesada por este u otros asuntos relacionados con el acogimiento tiene que dirigirse a la Consejería de su Comunidad Autónoma encargada de familia, infancia o asuntos sociales.

En segundo lugar, es importante que se den una serie de requisitos para asegurar la protección de los niños y niñas que se encuentran en extrema vulnerabilidad. El acogimiento en nuestro país se realiza siguiendo estos 3 requisitos que, dada su complejidad, llevan un tiempo considerable:

1. Es imprescindible determinar que las familias de acogida son idóneas y que se sigue el proceso que determinan las entidades de protección de cada comunidad autónoma. Las medidas permanentes no son aconsejables, porque se debe intentar la reunificación familiar en caso de que haya supervivientes tras la guerra. 

2. El niño o niña debe estar en situación de desamparo confirmada, sin que queden dudas sobre ello, es decir, que está privado de la debida protección. Dadas las características de esta emergencia en concreto, una opción es aplicar la figura de la guarda de hecho, que permite una protección inmediata, siempre bajo la supervisión de la administración competente.

3. Se aplica el principio del interés superior del menor para garantizar que la mejor decisión para ese niño, en ese caso en concreto, pasa por buscarle una familia de acogida en otro país, en este caso el nuestro. No obstante, la autoridad competente puede decidir una medida de protección distinta, como es el acogimiento residencial, esto es en centros o residencias sustentados por fondos públicos. 

El acogimiento no siempre es la mejor solución, depende de cada niño y contexto

Aunque a simple vista nos pueda parecer que llevarnos a un niño o niña ucraniano a nuestra casa es la mejor opción en este momento concreto de la guerra, realmente no siempre es así. El acogimiento de niños y niñas que viven en contextos de crisis humanitarias y conflictos no es siempre la alternativa más recomendable.   

Es comprensible que con tantas noticias que vemos sobre el conflicto en Ucrania sintamos miedo y nos lleven a pensar en soluciones rápidas y desesperadas, como el acogimiento. 

La experiencia internacional nos dice que desarraigar en estos momentos a un niño o niña de su entorno, puede tener consecuencias muy negativas. Por ello, hay que valorar en cada caso cuál es la mejor opción. Y la decisión de cuál es la mejor medida en cada caso, la tienen que tomar las autoridades competentes.

Desde UNICEF pedimos un alto el fuego inmediato y que los implicados pongan fin a esta guerra que lleva ya ocho años impactando negativamente en la infancia. Y mientras eso no ocurre, exigimos el cumplimiento de las leyes internacionales que establecen la protección de la población civil, incluidos los niños y niñas.

¿Qué puedes hacer para ayudar a los  niños de Ucrania?

En estos momentos las familias están huyendo de la violencia de sus ciudades, dejando atrás sus hogares, sus pertenencias y toda una vida. Se están desplazando hacia las zonas fronterizas para cruzar a los países vecinos en busca de un refugio que les de seguridad.

¡Necesitan todo tipo de suministros de emergencia porque lo han perdido todo!

Allí están los equipos de UNICEF en Ucrania, dando respuesta a las necesidades más básicas de los niños, niñas y sus familias, entregándoles elementos de primera necesidad, como el agua potable para beber, material sanitario y ayuda psicológica, indispensable para un niño en estas circunstancias tan difíciles.

Tú puedes ayudarnos a proteger la infancia de estos niños y niñas que ya han sufrido demasiado. Tu colaboración es fundamental para ellos, para que podamos llevar urgente los suministros que salvan vidas.

Verónica Giordana

Comunicación - UNICEF España

Emergencia Ucrania.

Millones de niños necesitan ayuda urgente. Dona ahora

¿Sabes que puedes recuperar hasta un 80% de tus donaciones? Más info

Desgravación fiscal

Deducción y desgravación de donaciones a UNICEF

Si has decidido hacerte socio o realizar un donativo puntual a UNICEF te informamos que puedes desgravarte estas donaciones de tu declaración de la renta. Conocer las deducciones aplicables a las donaciones que se realicen en favor de UNICEF España, como entidad acogida al régimen fiscal especial de la Ley 49/2002, de 23 de diciembre:

Personas Físicas (IRPF)Porcentaje de deducción
Primeros 150€80%
Resto35%
Donaciones plurianuales (a la misma entidad durante al menos 3 años) > 150€ *40%
Límite deducción base liquidable10%

*Por importe igual o superior, en cada uno de ellos, al del ejercicio anterior.

Personas Jurídicas (IS)Porcentaje de deducción
Donaciones en general35%
Donaciones plurianuales (a la misma entidad durante al menos 3 años)*40%
Límite deducción base imponible10%

*Por importe igual o superior, en cada uno de ellos, al del ejercicio anterior.

  • Si eres persona física, en el IRPF correspondiente a este año podrás deducirte el 80% del importe de tus cuotas y/o donativos íntegros por aportaciones de hasta 150€ al año. A partir de esa cantidad la deducción será del 35% o del 40% si llevas colaborando con nosotros al menos 3 años seguidos, con un límite del 10% de la base liquidable.
  • Si eres persona jurídica, en el impuesto de sociedades podrás deducirte el 35% de tus cuotas y/o donativos íntegros. Si llevas colaborando con nosotros al menos 3 años seguidos la deducción será del 40%, con un límite del 10% de la base imponible.
  • Si eres persona física o jurídica no residente en España y obtienes rentas en nuestro país, tienes también un beneficio fiscal por el importe de tus donativos. Puedes consultarlo en https://sede.agenciatributaria.gob.es/
  • Si resides en una comunidad autónoma sujeta a un régimen foral particular o que ha establecido deducciones adicionales por donaciones a ONG, las deducciones aplicables pueden ser diferentes.

Recuerda que para que podamos informar a la Agencia Tributaria del importe de tus cuotas y donativos es imprescindible que nos hayas facilitado tu DNI o NIF y domicilio.

Por favor, si aún no lo has hecho, llámanos al 900 907 500 o escríbenos a [email protected] o facilítanos estos datos a través de tu área del colaborador en nuestra web: www.unicef.es/acceso
Si quieres ampliar la información sobre estos beneficios fiscales, por favor, consulta la web de la Agencia Tributaria: https://sede.agenciatributaria.gob.es/

Si prefieres, contacta con nosotros en el 900 907 074 de lunes a viernes de 9:00h a 21:00h y sábados de 11:00h a 17:00h | [email protected]

Donar por transferencia bancaria:
CaixaBank ES84 2100 5731 70 0200224381
BBVA ES65 0182 2370 41 0010033337