La comunidad, protagonista de su cambio en Guinea-Bissau

Por Teresa Martínez Peral, Coordinadora de UNICEF Comunidad Valenciana

Hoy hace casi un mes que partimos hacia Guinea-Bissau  y las imágenes e impresiones vividas allí siguen impactándome como el primer día.

Durante los días 6 al 10 de junio de 2011, UNICEF España junto con GREFUSA yMRW realizaron un viaje a Guinea Bissau.

Desde el primer momento, y durante todo el viaje,  fuimos acogidos con la mayor cordialidad y profesionalidad. Nos recibió el Representante de UNICEF en Guinea-Bissau, Geoff Wiffin, el Representante Adjunto, Marcel Ouattara,  la mayor parte de los miembros del equipo de UNICEF Guinea-Bissau y numerosas autoridades locales.

Hay tres ejes que para mí han sido los más ilustrativos del trabajo que lleva a cabo UNICEF en Guinea-Bissau:

  • La educación, de niños yniñas, por supuesto, pero también laalfabetización de las mujeres. La visita a la escuela de Suzana fue el primer ejemplo del trabajo en
    educación que UNICEFlleva a cabo en el país.  Abarca acceso a la educación de niños y niñas: tiene 668 alumnos (400 niños, 268 niñas entre las edades de 6-15), educación de calidad (útiles escolares, libros de texto y formación de profesores), 10 aulas rehabilitadas, y medios de agua y saneamiento (una bomba de agua,  letrinas separadas para niños y niñas, sensibilización sobre prácticas de higiene, como lavado de manos para la prevención del cólera, etc.).  
  • La lucha de UNICEF y sus aliados locales contra las denominadas “prácticas nefastas”(mutilación genital femenina, matrimonios forzados, repudio de mujeres en la menopausia, etc.). Es importante mencionar que hay enGuinea-Bissau un Comité Nacional para combatir las prácticas nefastas para la Salud de las Mujeres y los Niños que, con el apoyo de UNICEF, lleva tiempo luchando para sacar adelante una proposición de ley contra la mutilación, dentro de laEstrategia Nacional para el Abandono de la Mutilación Genital Femenina. La proposición de ley fue finalmenteaprobada por la Asamblea Nacional el 8 de junio, coincidiendo con nuestra visita, y con ella se prohíbe y criminaliza esta práctica. La decisión fue celebrada por todas las partes implicadas y era uno de losobjetivos clave de la estrategia de incidencia política de UNICEF Guinea-Bissau. Las comunidades de Mancoba y Canquebo son dos ejemplos de cómo las mujeres lideran el cambio de mentalidad necesario para combatir las creencias que durante siglos han avalado estas prácticas.
  • El impacto del programa de Saneamiento Total Liderado por la Comunidad (CLTS). La visita a la aldea de Budjin fue uno de los hitos más impresionantes del viaje. Forma parte de una comunidad de200 poblados que están poniendo en marcha este programa que UNICEF implanta con la valiosísima labor  de la ONG local NADEL. Como resultado de este proyecto, cada hogar de la comunidad tiene ahora una letrina, lo que contribuye directamente a prevenir la transmisión de enfermedades infecciosas y a mejorar la salud e higiene de cada aldea.

No puedo tener más palabras y sentimientos de admiración por el esfuerzo que UNICEF y NADEL están haciendo por cambiar los hábitos de higiene en estas aldeas y, muy especialmente, por la fuerza de sus mujeres.  Ellas son las que han decidido asumir el compromiso de cambiar su forma de vida. ¡La enorme sonrisa que encendía sus miradas al enseñarnos cada letrina refleja el orgullo que siente quien da un paso adelante, en su propio beneficio y en el de las generaciones por venir!