Guerra en Congo: una chispa encendió el conflicto en Kasai

Una pequeña chispa ha provocado una ola de conflicto en República Democrática del Congo. La región de Kasai se ha convertido en sinónimo de atrocidades y violencia desmesurada.

Guerra en Congo: una chispa encendió el conflicto en Kasai

Mucha gente probablemente no haya oído hablar nunca de Kasai, puede que incluso tenga dificultades para localizarlo en un mapa. Pero ahora, las milicias, los ataques místicos, los rituales misteriosos, las varitas mágicas y las fosas comunes han puesto los focos de la atención internacional en esta región de República Democrática del Congo

Y en medio de toda esta violencia tenemos a 1,4 millones de personas desplazadas, que se han visto obligadas a huir de sus casas para salvar sus vidas. Todo lo que conocían: escuelas, centros de salud y edificios públicos. Todo ha se ha convertido en humo.

Miles de personas, entre las que se encuentran muchos niños, se han visto inmersas en un conflicto que no tiene nada que ver con ellos. Miles de niños se han quedado huérfanos o separados de sus familias. Ellos son las principales víctimas de la crisis: están atrapados en los enfrentamientos, sufren ataques, están siendo heridos o asesinados y ya no pueden acceder a educación o sanidad. Un niño debería ser solo un niño pero, desde el inicio del conflicto, no hay infancia para los niños de Kasai.

Guerra en Congo: adaptándome a la emergencia

Mi vida también ha cambiado desde que comenzó la crisis. La violencia en la zona ha tenido un gran impacto en mi trabajo y en mi familia. Nunca pensé que pasaríamos de la estabilidad al conflicto en tan poco tiempo. De la noche a la mañana hemos pasado de trabajar en un programa de desarrollo a una emergencia a la que nos hemos tenido que adaptar rápidamente.

Tienes que encontrar nuevas formas de trabajar en una crisis. Desde el principio supe que iba a jugar un papel importante en la coordinación como técnico de protección infantil. Cada momento del día los niños son nuestra prioridad.

En una situación de crisis la información es esencial. Los encuentros y llamadas con nuestros aliados se han convertido en una parte muy importante de mi día a día. En seguida establecí una red para recibir alertas diarias de las zonas afectadas por el conflicto. Verificamos, triangulamos y validamos constantemente. 

Una vez validamos la información la compartimos con nuestros compañeros de la oficina de Kananga y también con Kinshasa. Queremos que todo el mundo sepa lo que está pasando aquí.

Guerra en Congo: un coche de UNICEF trata de cruzar un río

Un coche de UNICEF trata de cruzar un río junto a los restos de un puente destruido.

Guerra en Congo: una crisis que te persigue

Esta información ha traído la atención del mundo a Kasai y ayuda a la gente a entender la situación. Como consecuencia, la llegada de apoyo internacional ha permitido que los actores humanitarios lleven a los niños la ayuda que necesitan. Es imposible permanecer impasible cuando sabes lo que está ocurriendo. 

Esta crisis me persigue a todas partes. Siento que ya no tengo tiempo para mí mismo. Mi vida profesional y personal se han unido en una sola misión: proteger a tantos niños como pueda. Los actos de violencia de los que oigo hablar no se quedan en la oficina, vienen conmigo y se manifiestan en mis pensamientos y pesadillas. Cuando llego a casa, mis familiares, vecinos y amigos me bombardean con preguntas sobre la situación y la seguridad en la zona. 

Mi teléfono suena día y noche, sin parar. ¿Cómo puedo no pensar en las historias de mis compañeros en terreno o en las entrevistas con víctimas del conflicto? Los asesinatos, los secuestros, las violaciones y la violencia están siempre en mi cabeza. Poco a poco me doy cuenta de que estoy viviendo con la crisis, que la crisis está dentro de mí.

Mi familia tampoco es inmune a esto, así que hacemos lo que podemos para sobrellevar la situación. Rezamos para que esta guerra se acabe lo antes posible. Animamos a todos a que se mantengan positivos y que se ayuden unos a otros para no caer en la desesperación. 

Guerra en Congo: niños reclutados y torturados

Muchos niños están siendo reclutados por las milicias. Unos adultos los engañaron, les hicieron pensar que eran invencibles y les prometieron un futuro mejor. Además, miles de niños están solos e indefensos. Muchos de ellos, profundamente afectados por la violencia de la que han sido testigos. 

Los niños nos cuentan que han sido torturados y muchas niñas dicen que han sido violadas repetidamente. Otros afirman haber presenciado la violación de madres y hermanas, o el asesinato de sus seres queridos. Estos niños han visto demasiados horrores y me preocupa cómo podemos ayudarlos a recuperarse

Debemos ayudar a estos niños a borrar estos recuerdos para que puedan vivir un futuro mejor. Debemos actuar con rapidez porque toda una generación está en riesgo. ¡Ayúdanos a proteger a los niños en Congo y en otras emergencias!

Alphonse Kalonji Tshikala

Técnico de Protección Infantil en UNICEF República Democrática del Congo

Ayúdanos a salvar la vida de miles de niños en emergencias

Dona ahora

Ayúdanos a salvar la vida de miles de niños en emergencias

Dona ahora

Con 50€ podemos tratar a 41 niños con desnutrición aguda grave durante un día.

Con 80€ podemos suministrar agua potable a 611 niños durante 1 semana, evitando enfermedades contagiosas.

Con 100€ podemos proveer de 3 kits de primeros auxilios con medicamentos esenciales y equipo de primeros auxilios para el tratamiento de lesiones menores.

El importe mínimo para donar es de 1€, por favor introduzca otra cantidad

Si prefieres donar por teléfono contacta con nosotros en el 900 907 500 de lunes a viernes de 9:00h a 21:00h y sábados de 11:00h a 17:00h | socios@unicef.es

Donar por transferencia bancaria:

BBVA ES14 0182 2370 40 0208517159
ING Direct ES98 1465 0100 95 6000000000