#graciasatien2015: un año de logros para millones de niños

Con su camiseta de Bob Esponja y una diadema de orejas de ratón, Nuha se pone a dibujar con la mejor de sus sonrisas. Es la primera vez que lo hace en los últimos cuatro años.

Con una mezcla de rabia y tristeza, recuerda el día de 2011 en que su vida se hizo añicos: "Esta era la casa de mi amiga Sara y aquí es donde mi hermano mayor solía comprarme helado. A veces pienso que volverá con mi helado favorito", nos cuenta esta niña siria de 11 años en un macabro flashback. Pero no,Sa’adou ya no volverá; una bomba terminó con su vidacuando regresaba a casa con el helado de Nuha entre las manos.

No mucho después, durante el interminable asedio a la antigua ciudad de Homs, también perdió a su hermana pequeña, víctima de la grave escasez de alimentos y la falta de atención sanitaria. Aquel nuevo mazazo hizo de Nuha una niña extremadamente agresiva y encerrada en sí misma.

Hace aproximadamente un año empezó a asistir a un centro apoyado por UNICEF donde, poco a poco, mediante actividades recreativas, volvió a conectar con otros niños de su comunidad. Ahora acude a clases de recuperación: “No estoy en la misma clase con mis compañeros pero puedo leer y escribir. Quiero ser maestra”.

Que Nuha saliera de la profunda depresión en que se encontraba y volviese a estudiar es un logro que conseguimos #graciasatien2015, gracias a los más de 332.000 socios, más de 300 empresas, 82 instituciones y administraciones públicas, más de 250 embajadores, amigos y colaboradores; más de 100 medios de comunicación, cerca de 900 voluntarios y 875.000 seguidores en redes sociales, que nos apoyaron.

Memoria de UNICEF: #graciasatien2015

Que Nuha saliera de la profunda depresión en que se encontraba y volviese a estudiar es uno de los muchos logros que conseguimos para los niños #graciasatien2015

No fue el único logro, porque:

  • #graciasatien2015ayudamos a Nyajime Guete, una niña de 4 años, a recuperarse de la desnutrición aguda grave tras ingresar al borde de la muerte en una de las clínicas que apoyamos en Sudán del Sur.
  • #graciasatien2015 apoyamos a Abdi, un adolescente somalí, para que se reintegrase en la sociedaddespués de varios años luchando con una milicia islámica. “Nunca más empuñaré un arma”, nos cuenta.
  • #graciasatien2015 contribuimos a que Alinafe, una bebé de Malawi, naciera libre de VIH/SIDA a pesar de que su madre es portadora del virus desde hace mucho tiempo.

Podríamos compartir con vosotros miles, millones, dehistorias de lucha, de superación, de éxito. Os contamos algunas de ellas, y mucho más, en nuestra Memoria 2015.

Porque, como bien recuerda nuestro presidente Carmelo Angulo, 2015 fue el año del fin del ébola, del doble terremoto en Nepal, del quinto año de la guerra en Siria y de la crisis de refugiados y migrantes más grave desde la II Guerra Mundial, entre tantos y tantos sucesos.

Pero, a pesar de todo y #graciasati, seguimos avanzando hacia un mundo en el que todos los niños tengan una vida saludable, vayan al colegio y estén protegidos contra la violencia y la explotación. Un mundo en el que los niños solo se preocupen de ser niños ¡#GRACIASATIEN2015!

Ildefonso González

Responsable de Publicaciones y Fotografía de UNICEF Comité Español