Etiopía (2): “Don’t forget. Remember”…”No olvides. Recuerda”

Amalia Navarro, Directora de Sensibilización y Advocacy de UNICEF-Comité Español, viajó hace unas semanas  a Etiopía para visitar el trabajo del Programa Nutricional de Emergencia de UNICEF en SNNPR y la fábrica de Pumply’nut®. Durante su viaje ha estado escribiendo sobre el problema de la malnutrición en Etiopía y sobre cómo está trabajando UNICEF para atajarlo.

Alaba Woreda. Etiopía. Mohammed Amin tiene 3 años,  su madre le trajo al puesto de salud pesando tan solo 8.100 kilos. Tres semanas después, gracias al Plumpy’nut®pesa ya 9 kilos.  Es un de los miles y miles de niños etíopes afectados por el hambre y la sequía que están recibiendo ayuda- su madre deberá traer a Mohammed durante varias semanas todavía, para que reciba su dosis semanal de Plumpy’nut® pero cuando mejore, los padres deberán hacerse cargo de el, y alimentarlo ellos solos. Para muchas madres, es sencillamente un esfuerzo imposible.Nuriya, de 1 año, descansa con los ojos cerrados en brazos de su abuela, Zanaté, esperando ser pesada y medida y recibir su tratamiento nutricional. La abuela me cuenta que trae al bebé porque su madre murió dos meses después de dar a luz, de complicaciones del parto y –sobre todo- de hambre “No teníamos que comer. Y se murió. Pero ahora traigo el bebé cada semana y mejora gracias  a esto”- dice señalando el sobrecito de Plumpy‘nut®.

Muchas de las mejoras y avances conseguidos en la lucha por la supervivencia infantil en Etiopía se debe a la puesta en marcha de una iniciativa denominada“Health Extensión Programme” o programa de salud extendido  - un programa liderado por el gobierno de Etiopía para mejorar los servicios básicos de salud para mujeres y niños sobre todo en zonas rurales, donde vive la mayoría de la población etíope. El corazón de esta iniciativa son los trabajadores sanitarios cuya formación de 1 año financia UNICEF – ya se han formado 24,000 del total de 30,000 previstos. La mayoría son mujeres que son reclutadas en las propias aldeas, y después de su formación vuelven a su zona para trabajar visitando a familias en sus hogares. En sus visitas ayudan a las madres a cuidar de los recien nacidos, proporcionan apoyo durante el embarazo y con campañas de inmunización y distribución de vitamina A y- crucial ahora en Etiopía- detectan la malnutrición y proporcionan tratamiento con Plumpy’nut®.

Asta Petros, de 20 años, Health Extension Worker en la zona de Boricha nos explica su trabajo; 2 días trabaja en la posta de salud y 3 días visita a las familias del distrito. Nos muestra como funciona el centro, y nos señala caso a caso a cada niño, que conoce por nombre…Nos dice que la situación ha mejorado, pero que aún sigue siendo grave. Asta nos mira sonriente y dice solamente“Please, don’t forget. Remember”