Etiopía (1): El hambre verde

Amalia Navarro, Directora de Sensibilización y Advocacy de UNICEF-Comité Español, viajó hace unas semanas  a Etiopía para visitar el trabajo del Programa Nutricional de Emergencia de UNICEF en SNNPR y la fábrica de Pumply’nut®. Durante su viaje ha estado escribiendo sobre el problema de la malnutrición en Etiopía y sobre cómo está trabajando UNICEF para atajarlo. 

Los 225 kilómetros que separan Addis Abeba (capital de Etiopía) de Awasa (capital de la región de SNNPR) hacia donde nos dirigimos, son un interminable río de personas caminando al borde de la carretera, entre campos verdes y grandes lagos.  Parece imposible que aquí se pueda estar sufriendo una hambruna, con tasas similares a las de las grandes hambrunas que todos recordamos en Etiopía en los años 80. Pero es así. Lo llaman “green hunger” o el hambre verde.

En junio 2008 el gobierno de Etiopía admitió que 4.600.000 personas necesitaban ayuda alimentaria de emergencia – además de los casi 8 millones de personas que de manera crónica necesitan ayuda alimentaria cada año en el país- y que de estos, 75.000 aproximada serían niños menores de 5 años.  Entonces empezó en Etiopía una de las mayores respuestas humanitarias a una hambruna hasta la fecha –Desde abril, UNICEF ha enviado 2,700 toneladas de ayuda alimentaria para niños, y el Programa Mundial de Alimentos, Naciones Unidas y muchas, muchas organizaciones sobre el terreno son parte de este gran esfuerzo. Pero una sequía que dura ya más de tres cosechas, y el aumento en el precio de los alimentos hasta en un 400% son una combinación letal que ha empeorado dramáticamente la malnutrición infantil -  son ya cientos de miles de niños y niñas pequeños los padecen ahora malnutrición severa aguda, y  necesitan desesperadamente alimentos terapéuticos especiales para sobrevivir. El alimento mágico en la lucha contra la malnutrición severa aguda en Etiopía se llamaPlumpy’nut®– una mezcla de pasta de cacahuete, leche en polvo, azúcar, minerales y vitaminas fácil de fabricar, distribuir y usar, que gusta a los niños y salva vidas. Un pequeño sobrecito con una pasta de cacahuete de sabor dulzón. Así de sencillo.

El Plumpy’nut® es  una de las principales armas que UNICEF está empleando en Etiopía para luchar contra la malnutrición severa aguda de niños y niñas,  y que veremos a lo largo de visitas a los centros de tratamiento de malnutrición en manos de trabajadores de salud, personal sanitario, madres y niños.

Y se repetirá siempre la misma escena: largas colas de madres esperando pacientemente al sol, esperando a que pesen a su niño o niña, que les midan y determinen su grado de malnutrición – aquellos que han llegado a tiempo, solamente severamente malnutridos, recibirán Plumpy’nut®para una semana, y podrán volver a sus casas. Aquellos con mayores complicaciones, por malaria, enfermedades diarréicas o respiratorias o sencillamente que se niegan ya a comer por debilidad podrán ser internados, junto con sus madres, en centros terapéuticos donde tratarlos y apoyarlos para que mejoren.