«Este es quizás el peor terremoto que he visto en mi vida»

  Guido Cornale, Representante de UNICEF en Haití, ha informado en una entrevista concedida a la BBC sobre la situación que vive el país en las primeras 24 horas tras el terremoto del día 12.

 La propia oficina de UNICEF en la capital ha sufrido daños, aunque no se lamentan pérdidas humanas. Cornale, que ha vivido varios terremotos a lo largo de su vida describe este como breve, pero particularmente intenso y muy destructivo.  La ciudad del sur del país donde se encontraba en el momento de la catástrofe, Jacmel, ha sufrido graves daños. Las estimaciones iniciales indican que un 20% de las edificaciones está parcial o totalmente destruidas.   Cornale advierte que los datos ofrecidos por UNICEF en estos primeros momentos tienden a ser conservadores para no emitir una alerta que sobreestime los daños reales. "Ayer pudimos ver en el pequeño aeródromo de Jamal a entre 4.000 y 5.000 personas que buscaban un lugar donde refugiarse", indica. "Afortunadamente el personal de la misión de paz de la ONU, del PNUD y de UNICEF pudo hacerles llegar agua y galletas energéticas".  No se conoce el número de víctimas en la ciudad de Jamal, pero Cornale teme que haya habido graves consecuencias, porque aún era hora escolar y se ha informado del colapso de varias escuelas. Se están preparando equipos mixtos formados por técnicos municipales, cascos azules y personal de UNICEF y del PNUD para participar en las tareas de rescate y evaluación de daños y necesidades. Tampoco se conoce el número exacto de heridos en la ciudad, aunque los hospitales están llenos de personas con heridas y contusiones.Se calcula que unas 10.000 personas pueden haber perdido su hogar, cerca de una quinta parte de la población. Las prioridades de asistencia a las víctimas en estas primeras horas son la provisión de agua, higiene y saneamiento, la distribución de alimentos de emergencia y el cobijo de las familias que han quedado sin hogar. Aunque el representante de UNICEF afirma desconocer por el momento el nivel de daños en otras áreas del país, indica que la destrucción ha sido muy extensa, como puede verse en las imágenes que los medios emiten sobre el derrumbe de edificios como el Palacio Presidencial y el Hotel Montana. "La destrucción en algunas  zonas ha sido enorme y las necesidades de asistencia humanitaria van a ser realmente grandes". "Nunca antes había visto una catástrofe de estas proporciones, con tanta gente afectada", afirma. "Creo que es el terremoto más grande que he visto en mi vida".

- Colabora con UNICEF en esta emergencia

- Más información sobre la acción de emergencia de UNICEF