Conflicto en Mosul: miedo por los que siguen atrapados en la ciudad

Miles de familias huyen del conflicto en Mosul sin dejar de pensar en los que se quedan.
Conflicto en Mosul: miedo por los que siguen atrapados en la ciudad

Hablamos con una familia de 12 miembros que nos pide que mantengamos su anonimato y que no mencionemos sus nombres ni mostremos imágenes suyas. Recién llegados del oeste de Mosul, temen por la vida de los familiares que dejaron allí.

Un grupo de hombres y mujeres de mediana edad — una de ellas sostiene a un bebé en sus brazos—  y una niña pequeña nos conducen a una de las tiendas de campaña que la familia ocupa en el campamento de Haj Ali. Hablamos con la niña, Mona*, que está allí con sus tíos y tías. Sus padres resisten en Mosul tratando de conservar su casa.

Niños de Irak: la historia de Mona

"Echo de menos ir al colegio — nos cuenta—, pero muchos de mis amigos también están en el campamento y eso está bien porque me gusta jugar al escondite con ellos. Aunque mis padres no están aquí", añade. Las lágrimas comienzan a rodar por las mejillas de la pequeña Mona, que parece sentirse muy sola a pesar de estar rodeada por parte de su familia.

Niños en Irak: la historia de Mona

Mona dibuja su casa y su familia que siguen en Mosul.

Mientras una de las tías de Mona la estrecha entre sus brazos, otra de ellas nos habla de su vida en Mosul bajo el control del ISIS.

"No salíamos mucho y cuando lo hacíamos solía ser de noche. Por supuesto, íbamos completamente cubiertas. En una ocasión bajé al pueblo sin el nicab (el velo que cubre el rostro). Los soldados del ISIS me increparon y cuando vieron que no llevaba guantes me rompieron las dos manos.

Conocemos a una mujer que salió a la calle con su hijo. El niño, que era muy pequeño, tiró del nicab de su madre y el velo se deslizó dejando su cabeza descubierta. Al verla sin él, los soldados del ISIS la arrastraron fuera de su coche y la golpearon hasta dejarla inconsciente. La llevaron al hospital pero, claro, solo los miembros del ISIS y sus familiares pueden ser tratados allí". La tía de Mona nos cuenta que, a pesar de todo, su amiga sobrevivió.

Conflicto en Mosul: asesinados por cerrar sus casas

Un tío de Mona nos dice que ni siquiera sus propias casas podían protegerlos del ISIS:

"El ISIS construyó muchos túneles. Hicieron uno bajo nuestra casa y nos obligaban a salir para poder meter y sacar cosas. Tampoco nos permitían cerrar las puertas exteriores que protegían nuestras casas y llegaron a matar a familias que se saltaron esta prohibición.

Los soldados de nuestros barrios eran, en su mayoría, extranjeros. Aun así, había civiles en Mosul que los apoyaban y algunos de ellos llegaron incluso a disparar a sus propios vecinos por no unirse al ISIS. Como consecuencia de esta situación, los hombres se quedaban en casa, mientras que las mujeres, completamente cubiertas, se veían obligadas a salir a por comida.

Nuestro padre percibía una pensión del gobierno y una vez al mes solíamos ir a una oficina en Mosul a cobrarla. Llegábamos a las 7 de la mañana y no nos marchábamos hasta las 4 o las 5 de la tarde ya que solía haber muchísima gente que, como nosotros, intentaba retirar su dinero.

Por ahora nos vamos a quedar aquí, aunque necesitamos encontrar una manera de ganar dinero para poder sobrevivir. De todas formas, después de haber sobrevivido al ISIS, cualquier problema nos parece pequeño. Cuando se hayan ido volveremos a casa".

*Nombre ficticio

Equipo de comunicación

UNICEF Irak

1 de cada 4 niños en el mundo vive en situación de emergencia

535 millones de niños viven en países afectados por situaciones de emergencia. Ya sea por conflictos armados o por desastres naturales, las crisis humanitarias amenazan las vidas y el futuro de niñas y niños. El Fondo de Emergencia nos permite tener recursos para ayudarlos, tanto en los primeros minutos como en situaciones prolongadas en el tiempo. Y gracias a ti, podremos actuar dónde y cuándo más se necesite.

En 2017 necesitamos fondos para llegar a 48 millones de niños que necesitan asistencia urgente en 48 países. Ayúdanos a ayudarlos.

Dona ahora