8 consejos para una lactancia materna eficaz

En Etiopía, Alira acaba de ser madre por primera vez y se encuentra, como muchas otras mujeres, con la opción de alimentar a su bebé con lactancia materna, teniendo que combatir mitos y reconociendo buenos hábitos.

Lactancia materna 8 consejos

10/05/2018

Nos vamos hasta un lugar recóndito de la región de Benishagul-Gumuz, en Etiopía, a la pequeña ciudad de Assosa. Saludamos a la recién nacida Leti, que no se despega de su madre Alira desde que nació hace ya unas semanas. Y es que en la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales donde se encuentran, estarán mínimo un mes hasta que la bebé gane un poco más de peso y supere los 1,8 kilogramos.

Hasta entonces, durante todo este tiempo, madre e hija estarán unidas las 24 horas del día, los 7 días de la semana, buscando un lugar seguro y un calor que reconforte a Leti. Es el conocido como método canguro. En los momentos en que Alira necesita ir al baño o tomarse un pequeño descanso, el pequeño bebé pasa a estar con su padre o con algún familiar, sintiéndose en todo momento arropada.

Alira ha sido madre con 20 años por primera vez y, como ella, son muchas las mujeres en todo el mundo que atraviesan una realidad parecida. Son muchas las circunstancias, tanto personales como contextuales, que determinan la lactancia materna, y, por desgracia, no existe el decálogo perfecto, con la fórmula clave, para alimentar al bebé durante sus primeros meses de vida.

Lactancia materna 8 consejos

Lactancia materna: 8 consejos

Lo que sí podemos compartir son una serie de consejos y pasos a seguir, con el objetivo de tener claro cuál debe de ser la hoja de ruta para todas aquellas madres que deciden y pueden dar el pecho:

  1. Hablar sobre la importancia y las formas de lactancia materna con otras mujeres embarazadas y familiares.
  2. Facilitar el contacto piel con piel de forma inmediata y ayudar a las madres a iniciar la lactancia tan pronto como sea posible después del parto.
  3. Ayudar a las madres a iniciar la lactancia materna y resolver los problemas más comunes.
  4. No dar a los recién nacidos ningún tipo de alimento o líquido que no sea la leche materna, a no ser que esté médicamente indicado.
  5. Permitir que las madres y sus bebés estés juntos y convivan las 24 horas del día.
  6. Ayudar a las madres a reconocer y responder a las señales de sus bebés para alimentarlos.
  7. Aconsejar a las madres sobre el uso y los riegos de alimentar a los bebés con biberones, tetinas y chupetes.
  8. Coordinar el alta para que los padres y sus bebés tengan el acceso oportuno a la asistencia y atención continua.

Estos 8 puntos están extraídos de un documento de UNICEF y la Organización Mundial de la Salud (OMS) con un decálogo para una lactancia materna eficaz. Nuestro informe demuestra que la lactancia materna, entre otros beneficios, estimula el desarrollo del cerebro y protege a los bebés contra las principales enfermedades. Se podría salvar la vida de más de 820.000 niños menores de 5 años al mejorar las tasas de lactancia en todo el mundo. 

8 consejos para la lactancia materna

Amamantar es bueno para los bebés, pero también lo es para las madres. La lactancia durante la primera hora después del parto protege a las madres contra el sangrado, el cáncer de ovario, la diabetes tipo 2 y la depresión posparto. Por ejemplo, mejorar las tasas de lactancia materna podría prevenir 20.000 muertes por cáncer de mama.

Se recomienda que la lactancia materna sea exclusiva durante los 6 primeros meses y que luego se continúe con alimentos complementarios hasta los 2 años aproximadamente. Sabemos que ningún país cumple con los estándares recomendados para la lactancia materna por UNICEF y la OMS.

Esto implica que demasiadas mujeres en todo el mundo no reciben el apoyo adecuado que necesitan para amamantar con éxito, siendo necesario mayor voluntad por parte de las administraciones públicas y las entidades privadas.

Las madres deberían poder decidir qué es lo mejor para ellas. Por ello, es importante romper las barreras que impiden que las madres que quieren amamantar, lo hagan. Para ayudar a las madres debemos invertir en consejeros capacitados y formados, proporcionar una suficiente licencia de maternidad y regular la comercialización de los sustitutos de la leche materna. UNICEF quiere garantizar que las familias puedan tomar una decisión informada y recibir el apoyo que necesitan.

#CadaVidaCuenta: lactancia materna contra las muertes infantiles

Como se puede comprobar en nuestro informe sobre lactancia materna, junto a otras medidas tan sencillas y eficaces como la vacunación, tener acceso a profesionales cualificados de la salud durante el embarazo y el parto, o aumentar el acceso al agua y el saneamiento, podrían reducir al mínimo las muertes infantiles prevenibles.

Cada día 7.000 bebés recién nacidos pierden la vida. La mayoría de estas muertes se podría evitar. Por eso hemos puesto en marcha la campaña #CadaVidaCuenta. ¿Te unes? Firma la petición más abajo.

Javier Pérez

Voluntario en prácticas de UNICEF Comité Español

#CadaVidaCuenta

Esto significa que mientras lees esto, una madre está llorando porque ha perdido a su bebé.
Y no es la única. Muchas madres y padres sufren cada día por la muerte de su recién nacido. Esta situación es intolerable porque el 80% de las muertes de estos bebés se pueden evitar.

Actúa ahora

Alza tu voz para que cada madre y cada bebé recién nacido puedan tener los cuidados y la atención sanitaria que necesitan, sin importar el lugar donde hayan nacido. 

Firma la Petición

Pido a los dirigentes y a los ministros de salud presentes en la Asamblea Mundial de la Salud, que se celebrará del 21 al 26 de mayo de 2018, que detengan la tragedia de los 7.000 recién nacidos que mueren cada día.

Antes de realizar la firma, debes leer la información básica sobre protección de datos.

28 días en la cuerda floja

  • Los primeros 28 días de vida son el periodo más peligroso para un niño.
  • El 46% de las muertes infantiles son de recién nacidos.
  • Más del 80% de estas muertes pueden evitarse.
  • Los niños más pobres tienen el doble de probabilidades de morir antes de los 5 años.

Ningún padre o madre debería experimentar la desolación
de ver a su hijo sufrir o morir, mientras podamos evitarlo.