Siria: el riesgo de una generación perdida

Apoyo a una generación de niños sirios
Niños de pie en la entrada de su refugio, en el campamento de Bab Al Salame para los desplazados internos, cerca de la frontera con Turquía.
Toda una generación de niños y niñas está en riesgo en Siria y la región. Casi cuatro años de guerra están dejando profundas cicatrices en 5,6 millones de niños que sufren situaciones extremas dentro de Siria –pobreza, desplazamiento y estado de sitio— y 1,9 millones de niños que viven ahora refugiados en Líbano, Jordania, Irak, Turquía, Egipto y otros países del norte de África.
 
UNICEF y sus aliados centran sus esfuerzos en minimizar el impacto  de la crisis humanitaria en los niños, con especial hincapié en las áreas que salvan vidas (salud, nutrición, vacunación, y agua y saneamiento), y en su futuro, a través de la educación y la protecciónHaz un donativo para ayudar a los niños de Siria y la región
 

CRISIS EN SIRIA Y LA REGIÓN: EL TRABAJO DE UNICEF Y SUS ALIADOS  

Desde el inicio de la crisis hace ya casi 4 años, UNICEF, con un total de 536 trabajadores, y sus aliados están dentro de Siria y en los países vecinos para que las necesidades básicas de los niños y sus familias estén cubiertas. A continuación algunos resultados obtenidos en 2014:

  • Agua, higiene y saneamiento: 16,55 millones de personas se benefician dentro de Siria de suministros para el tratamiento del agua  y casi 2,2 millones de personas tienen acceso a agua para beber y el consumo doméstico en Líbano, Jordania e Irak.
  • Salud: 25,6 millones de niños vacunados contra la polio, de los que casi 3 millones están dentro de Siria.
  • Nutrición: 478.000 niños menores de cinco años han recibido suplementos de micronutrientes para tratar o prevenir la desnutrición en Siria, Líbano, Turquía e Irak.
  • Educación: casi, 3,2 millones de niños y adolescentes han accedido a programas de aprendizaje o han recibido materiales educativos, de los que más de 2,8 millones están dentro de Siria.
  • Protección: más de 822.000 niños, dentro y fuera de Siria, han recibido apoyo psicológico para afrontar el trauma y el estrés causados por el conflicto.
  • Coincidiendo con el momento más duro del invierno, UNICEF ha distribuido ropa de abrigo, mantas, calefacciones, bonos y efectivo, para prestar asistencia a más de 900.000 niños en Siria, Irak, Líbano, Jordania y Turquía.

CRISIS EN SIRIA Y LA REGIÓN: SE NECESITAN FONDOS

Existe una grave escasez de fondos. UNICEF necesita unos 900 millones de dólares para hacer frente en 2015 a las necesidades de la infancia afectada por el conflicto.
 
Noticias sobre la emergencia