Siria: el riesgo de una generación perdida

Apoyo a una generación de niños sirios
Niños de pie en la entrada de su refugio, en el campamento de Bab Al Salame para los desplazados internos, cerca de la frontera con Turquía.
Más de 8 de cada 10 niños sirios -unos 8,4 millones- se han visto afectados por la guerra y necesitan ayuda humanitaria, incluyendo tanto a los que están dentro de Siria como a los que se encuentran refugiados en países vecinos (Líbano, Jordania, Iraq, Turquía y Egipto).
 
Además, 1 de cada 3 niños -unos 3,7 millones- han nacido desde que comenzó el conflicto, por lo que solo conocen la violencia, el miedo y el desplazamiento.
 
El futuro de toda una generación de niños está en riesgo. Los cinco años de guerra en Siria arrojan datos escalofriantes: casi 7 millones de niños están sumidos en la pobreza, unos 2,8 millones han dejado de ir a la escuela, muchos han empezado a trabajar con tan sólo 3 años, y con 7 algunos están siendo reclutados para combatir. 

CRISIS DE REFUGIADOS Y MIGRANTES EN EUROPA

Todo ello ha generado una crisis de refugiados y migrantes sin precedentes en la Unión Europea (UE) desde la Segunda Guerra Mundial. Más de 1,2 millones de personas han llegado a Europa desde principios de 2015, la mayoría huyendo de la guerra en SiriaSe trata de una crisis con rostro de niño: 1 de cada 4 solicitantes de asilo son niños.

Casi todos los refugiados y migrantes arriban al Viejo Continente después de varios meses sin acceso a servicios básicos y traumatizados por la violencia que han experimentado o presenciado en sus países de origen y por la que han sufrido durante su viaje, víctimas de malos tratos y abusos a manos de traficantes y bandas locales. Tras el acuerdo entre la UE y Turquía, los niños y sus familias son aún más vulnerables.

Desde UNICEF entendemos que todos los Estados miembros de la UE deben proteger plenamente a todos los niños refugiados y migrantes. Igualmente, es necesaria una ayuda continua a los esfuerzos humanitarios y de desarrollo en los países de origenHaz un donativo para ayudar a los niños de Siria y la región
 

CRISIS EN SIRIA Y LA REGIÓN: EL TRABAJO DE UNICEF Y SUS ALIADOS  

Desde el inicio del conflicto, hace cinco años, UNICEF, con un total de 536 trabajadores, y sus aliados están dentro de Siria y en los países vecinos para minimizar el impacto  de la crisis humanitaria en los niños, con especial hincapié en las áreas que salvan vidas (agua y saneamiento, nutrición, vacunación y salud), y en su futuro, a través de la educación y la protección.

A continuación algunos resultados obtenidos en 2015:

Dentro de Siria
  • Acceso a agua potable para cerca de 8 millones de personas.
  • Casi 3 millones de niños vacunados contra la polio en dos campañas de inmunización. No se han registrado nuevo casos en el país desde enero de 2014.
  • 1,3 millones de niños y mujeres embarazadas y lactantes han recibido suplementos nutricionales para evitar la desnutrición.
  • Más de 1 millón de niños, incluyendo zonas de difícil acceso, recibieron material de aprendizaje gracias a la impresión y distribución de libros de texto.
  • Casi 841.000 niños con apoyo psicológico.
En los países  vecinos
  • Acceso a agua potable y doméstica para más de 2,5 millones de personas.
  • Más de 16 millones de niños menores de cinco años vacunados contra la polio.
  • Unos 184.000 niños menores de cinco años recibieron micronutrientes múltiples, incluyendo vitamina A.
  • Más de 377.000 niños con servicios de orientación psicosocial.
  • Unos 139.000 niños con suministros de invierno, incluyendo mantas, ropa, calefacción, dinero en efectivo y cupones canjeables.

CRISIS EN SIRIA Y LA REGIÓN: SE NECESITAN FONDOS

Existe una grave escasez de fondos. UNICEF necesita unos 1.160 millones de dólares (más de 1.000 millones de euros) para hacer frente en 2016 a las necesidades de la infancia afectada por el conflicto.
 
Noticias sobre la emergencia