Día Universal del Niño: millones de niños luchan por su supervivencia en todo el mundo

Actualizado el 14/10/2014 a las 12:18 | Mundo
Niña desplazada por el tifón Haiyan en Filipinas

Una niña desplazada por el tifón Haiyán en un centro de evacuación de Tacloban, Filipinas.

Con motivo del Día Universal del Niño, que se conmemora el 20 de noviembre, UNICEF quiere llamar la atención sobre la situación de los millones de niños que atraviesan graves dificultades para su supervivencia y su protección en distintos lugares del mundo, haciendo especial hincapié en los más de 5 millones de niños afectados por el tifón en Filipinas
 

Emergencia tifón Filipinas

“Más de cinco millones de niños están sufriendo las consecuencias del tifón, estamos ante un trabajo intenso a medio y largo plazo, y vamos a seguir necesitando ayuda para poder hacerlo” aseguró Consuelo Crespo, presidenta de UNICEF Comité Español, durante la rueda de prensa celebrada hoy en Madrid.
 
“La respuesta de socios, donantes, medios de comunicación, empresas y otras entidades del sector privado, se traduce en que UNICEF Comité Español ya puede aportar 1,5 millones de euros al trabajo UNICEF está realizando en Filipinas, pero vamos a seguir necesitando ayuda para abordar todas las necesidades”, dijo Crespo. 
 
El equipo de UNICEF en Filipinas trabaja en esta emergencia desde el primer momento. “Ya estaban aquí y rápidamente se pusieron a desplegar toda la ayuda que había disponible en el país, con los suministros que habían preparado y comprando más suministros. Poco después, nuestro centro logístico en Copenhague preparaba 60 toneladas de suministros de emergencia para Filipinas”, dijo Diana Valcárcel, portavoz de UNICEF en Filipinas, que intervino a través de videoconferencia desde Manila.
 
El pasado fin de semana se consiguió restablecer el abastecimiento de agua para 200.000 personas de Tacloban y seis distritos vecinos y, además, UNICEF gestionó con la agencia humanitaria de Estados Unidos (USAID) y las fuerzas armadas de Filipinas para que garanticen el suministro  necesario para mantener este servicio. También este fin de semana, se distribuyeron kits de higiene para 12.500 personas en Tacloban, y depósitos de agua para 47.000 personas en Capiz, Cebu y Roxas.
 

UNICEF en emergencias. Crisis de Siria

En 2012, UNICEF respondió a las necesidades humanitarias de millones de niños en 79 países afectados por 286 situaciones de emergencia.
 
Siria vive una guerra que ya está en su tercer año con más de 1,1 millones de niños que viven como refugiados en otros países, dependiendo de la ayuda humanitaria; y, dentro de Siria, hay casi 3 millones de niños afectados.
 
UNICEF trabaja dentro y fuera del país desde el inicio del conflicto, con resultados que han servido para salvar muchas vidas, como el acceso al agua para 10 millones de personas dentro de Siria y para más de 300.000 fuera del país; los dos millones y medio de niños vacunados dentro y fuera de Siria; y las distribuciones de suministros de emergencia en Homs, Alepo y otras zonas de difícil acceso. 
 

UNICEF trabaja para evitar la mortalidad infantil 

En el día a día, la pobreza extrema es el escenario en el que 18.000 niños mueren cada día por causas que se pueden evitar, como la neumonía, las diarreas o el sarampión, con medidas como vacunas, medicamentos, acceso al agua potable o el tratamiento contra la desnutrición aguda, que está detrás de la mitad de estas muertes.
 
El trabajo a largo plazo de gobiernos, organizaciones como UNICEF y otras agencias de Naciones Unidas, y ONG ha alcanzado un logro histórico: en 22 años (1990-2012) la mortalidad infantil se ha reducido en un 47%, un dato que habla de 90 millones de vidas salvadas. Pero queda mucho por hacer hasta que ni un solo niño muera por causas que se pueden evitar.
 
UNICEF trabaja atajando las causas de esta tragedia diaria, y puede hacerlo gracias al apoyo de sus socios, donantes y aliados, y trabajando en más de 150 países en desarrollo con gobiernos, comunidades y ONG de estos países. Gracias a estos esfuerzos conjuntos, las campañas de vacunación evitaron el año pasado entre 2 y 3 millones de muertes por enfermedades como la difteria, el tétanos, la tos ferina y el sarampión en un periodo en el que UNICEF proporcionó 1.900 millones de dosis de vacunas. 
 
Para abordar ese trabajo y conseguir estos resultados, UNICEF es el mayor comprador de vacunas del mundo, pero su lucha contra la mortalidad infantil tiene otros frentes como el de la desnutrición, que está detrás de la mitad de las muertes que se pueden evitar; o el acceso al agua potable y el saneamiento, que evita muertes por enfermedades como la diarrea. En 2012 UNICEF proporcionó tratamiento contra la desnutrición aguda grave a 2,6 millones de niños y contribuyó a que 18,8 millones de personas tuvieran acceso a agua potable.