Filipinas: la llegada del tifón Hagupit dispara la alerta

Tan solo trece meses después de Haiyan/Yolanda, Filipinas sufre la llegada de un nuevo tifón. Hagupit, Ruby como se le conoce en el idioma local, tocó tierra el 6 de diciembre y tardará varios días en atravesar Filipinas.  
 
Aunque se ha debilitado pasando de la categoría 5 a las 3, las fuertes lluvias y los vientos está causando grandes destrozos a lo largo del país. Según el Gobierno filipino, más de 1 millón de personas se han visto afectadas por el tifón, de los cuales aproximadamente 400.000 son niños y niñas.
 
UNICEF se ha puesto en marcha movilizando suminsitros para a los niños y sus familias, suministros están llegando a las poblaciones afectadas de Dolores y Oras, En estos momentos se están cargando camiones con suministros y equipos esenciales en los almacenes locales, para tenerlos como depósito preventivo en las zonas afectadas de Samar y otros lugares.

Tifón Haiyan: se sigue trabajando en las zonas más desvastadas

La organización sigue trabajando en las zonas más devastadas por el tifón Haiyan, que a su paso dejó 14,1 millones de personas afectadas, de las cuales 6 millones son niños, y a 4,1 millones de personas sin hogar. Gracias a la colaboración de millones de donantes de distintos países y al intenso trabajo de la comunidad filipina, meses después se han logrado avances para la vida de los niños y de las familias. Los niños han vuelto a la escuela, más  millón de personas tienen acceso a agua potable y se han llevado a cabo campañas de vacunación masivas.

El trabajo conjunto ha logrado evitar riesgos que se corrían en la fase de emergencia como la propagación de enfermedades o que se incrementaran bruscamente los índices de desnutrición infantil. En el largo camino de recuperación, UNICEF sigue trabajando para que todos los niños tengan oportunidad de desarrollarse plenamente y para que las comunidades estén mejor preparadas ante futuros desastres.

La colaboración de la comunidad donante ha permitido a UNICEF cubrir los fondos necesarios para desarrollar la fase urgente del Plan de Respuesta a las necesidades inmediatas de niños y familias para el año 2014. UNICEF Comité Español consiguió recaudar 7,6 millones de euros gracias a las aportaciones de miles de socios, donantes y entidades privadas y públicas.

 
Si quieres seguir ayudando al trabajo de UNICEF en emergencias, millones de niños sufren las consecuencias de crisis humanitarias, a las que puedes contribuir a través del Fondo de Emergencias de UNICEF Comité Español. 

 

ACCIÓN DE UNICEF EN FILIPINAS: QUÉ SE HA CONSEGUIDO PARA MEJORAR LA VIDA DE LOS NIÑOS

Un año después del tifón, el trabajo de UNICEF, junto con el gobierno y organizaciones internacionales y locales, ha logrado grandes mejoras en la vida de los niños y sus familias
  • En agua, higiene y saneamiento. Se ha logrado dar acceso a agua potable a 1,3 millones de personas y a recuperar el acceso a servicios de saneamiento para unas 310.000 personas. Para evitar la propagación de enfermedades, UNICEF y sus aliados han distribuido suministros de higiene a más de medio millón de niños en escuelas.
  • En nutrición. UNICEF ha revisado el estado nutricional de cerca de 517.000 niños menores de 5 años y se ha dado tratamiento terapeutico1.372 niños con desnutrición aguda grave. Además, unos 69.000 cuidadores de niños menores de 2 años han recibido asesoramiento sobre prácticas adecuadas de alimentación infantil, y más de 20.000 mujeres embarazadas han completado un curso sobre hierroácido fólico.
  • En salud. UNICEF y sus aliados han vacunado a 1,3 millones de niños menores de 5 años contra el sarampión. El apoyo de UNICEF también se centra en el enfoque de la resistencia frente a los desastres, especialmente en restaurar la cadena de frío en 150 instalaciones sanitarias afectadas.
  • En educación. Más de 624.000 niños en edad escolar y pre-escolar recibieron materiales de aprendizaje, más de 213.000 tuvieron acceso a la educación en 2.132 espacios temporales de aprendizaje y 3.470 profesores fueron formados en educación en emergencias y reducción del riesgo de desastres.
  • En protección de la infancia. Más de 40.000 niños han recibido apoyo psicosocial en 153 espacios amigos de la infancia. Los niños que acuden a estos espacios tienen la oportunidad de participar en actividades que les ayudan a recuperarse de los daños psicológicos que han sufrido. Además se ha formado a 2.244 trabajadores sociales, policías y miembros de la comunidad en aspectos psicosociales para que puedan apoyar a los niños en su recuperación y para prevenir violencia, explotación, abuso y tráfico.
  • Apoyo financiero a las familias más vulnerables. A través de transferencias incondicionales en efectivo, UNICEF ha apoyado a 15.801 familias vulnerables con seis pagos mensuales de 100 dólares cada uno. Como normal general, más de la mitad de esta ayuda se gastó en comida, asegurando la nutrición de los niños. Otros gastos se destinaron a educación, cuidados sanitarios y refugio.
A pesar de la continua e intensa respuesta de UNICEF y de los claros progresos que se están haciendo, el trabajo no está ni mucho menos concluido. Seguiremos trabajando para ayudar a las comunidades a recuperarse y construir estructuras y servicios más flexibles que disminuyan el impacto en los niños durante los desastres futuros.

 

Noticias sobre la emergencia