Ébola en África: Guinea queda libre de la enfermedad

Actualizado el 29/12/2015 a las 15:18 | Emergencias
El brote demostró lo importante que es que las comunidades estén en el corazón de cualquier respuesta de emergencia. UNICEF y sus aliados han trabajado para establecer redes de base comunitarias para asegurar que las propias personas fueran tomando la iniciativa en la respuesta.

Esta es, sin duda, una de las grandes noticias del año 2015 que toca a su fin. En UNICEF celebramos la declaración del fin de la epidemia de ébola en Guinea, donde se registró el primer caso del virus hace ahora dos años.

No obstante, advertimos de que los miles de niños que han quedado huérfanos por la enfermedad, así como quienes sobrevivieron, necesitarán apoyo continuo.

 
"Mientras celebramos esta ocasión, todos debemos recordar que los niños se vieron gravemente afectados por el ébola. Ellos eran más propensos a morir si se infectaban. Más de 22.000 niños perdieron a uno o ambos progenitores en Guinea, Liberia y Sierra Leona. Están traumatizados y continúan siendo estigmatizados en sus vecindarios”, ha señalado el Represente de UNICEF en Guinea, el doctor Mohamed Ag Ayoya.
 
“Para miles de niñas y niños el brote no termina hoy. Seguirá con ellos durante toda su vida. Comprometámonos a estar con ellos también", ha agregado.
 
La Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Gobierno de Conakry declararon oficialmente este 29 de diciembre a Guinea como un país libre de ébola. Un país previamente afectado se considera libre de transmisión de ébola si no registra ningún nuevo caso durante un período de 42 días, el doble del período máximo de incubación del virus. Sierra Leona alcanzó ese hito en noviembre y se espera que Liberia sigas sus huellas a mediados de enero.
 
Solo en Guinea 519 niños murieron de ébola, 6.220 niños perdieron a uno o ambos progenitores o cuidadores y 230 sobrevivieron al virus.
 
UNICEF ha estado actuando desde el inicio del brote: proporcionando suministros necesarios, enviando movilizadores sociales a informar sobre prevención a las comunidades, distribuyendo agua y saneamiento, apoyando a los huérfanos y otros niños afectados, y garantizando que todos los niños pudieran continuar su educación.
 

ÉBOLA EN ÁFRICA: EL GRAN RETO ES RECONSTRUIR EL SISTEMA DE SALUD

Uno de los principales retos a partir de ahora será reconstruir y fortalecer unos sistemas de salud que quedaron profundamente afectados por el ébola. En Guinea las vacunaciones para niños menores de un año cayó un 30%, las hospitalizaciones disminuyeron un 54% y los partos asistidos por un profesional se redujeron en un 11% entre enero y agosto de 2014, según el Gobierno.
 
"Con el generoso apoyo de nuestros donantes, UNICEF y nuestros aliados seguiremos con la reconstrucción del sistema de salud. El largo camino que tenemos por delante requiere un sostenido y robusto seguimiento para asegurarnos de que el ébola no encuentre ningún refugio seguro aquí", dijo Ayoya.