Ébola: una emergencia sanitaria sin precedentes

Ebola Unicef

El ébola en África ha creado una emergencia de salud sin precedentes desde 2014, convirtiéndose en una de las epidemias más virulentas y violentas de la historia.

El virus se ha cobrado más de 11 300 víctimas mortales y ha producido cerca de 29 000 casos de contagio (de los que más de 4 700 son niños), la inmensa mayoría en Guinea, Liberia y Sierra Leona.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció el 14 de enero el fin del brote de ébola, después de que Liberia, el último país con casos de contagio, fuese declarado libre de la enfermedad. No obstante, apenas un día después se registró un nuevo caso en Sierra Leona.

Por ello, hay que seguir trabajando para proteger a todos los niños y sus comunidades y evitar posibles rebrotes de la enfermedad en los próximos meses. Además, es urgente reconstruir los servicios de salud, muy debilitados por la epidemia, ya que el temor al resurgimiento de enfermedades que hasta ahora estaban controladas, como la malaria, es muy alto y real. 

Por otra parte, cerca de 23 000 niños han perdido a uno o a ambos progenitores, o a sus cuidadores más directos, y unos 5 millones se han quedado sin clases durante varios meses, lo que les hace aún más vulnerables. Siguen necesitando nuestra ayuda, haz un donativo para ayudarlos.

ÉBOLA en áfrica: EL TRABAJO DE UNICEF PARA FRENAR EL VIRUS

Se trata del peor brote de ébola en la historia de la enfermedad. Solo un esfuerzo coordinado y concertado por los gobiernos, las organizaciones internacionales, los donantes y las comunidades ha podido erradicarlo y todavía no podemos bajar la guardia. Algunos ejemplos de los esfuerzos que UNICEF y sus aliados han llevado a cabo desde septiembre de 2014:
  • Envío de más de 8 000 toneladas métricas de productos relacionados con el ébola, lo que ha supuesto la mayor respuesta de suministros de la historia de UNICEF.
  • Apoyo al establecimiento de 64 centros de atención comunitaria, donde se pone en cuarentena a los pacientes y se les proporciona atención sanitaria y nutrición.
  • 3 millones de hogares alcanzados con una campaña informativa puerta por puerta sobre la prevención del ébola.
  • 2 200 centros de salud equipados con suministros como trajes de protección y cloro.
  • 2,9 millones de personas con kits domésticos de agua, saneamiento e higiene.
  • 2,1 millones de niños menores de cinco años vacunados contra el sarampión en campañas de emergencia.
  • 10 800 trabajadores sanitarios formados en prevención y control del virus.
  • 20 500 niños menores de cinco años tratados contra la desnutrición aguda grave.
  • 3,3 millones de niños escolarizados en centros equipados con servicios mínimos de higiene (que incluyen termómetros infrarrojos, jabón y estaciones de lavado de manos) y 2 millones con kits de aprendizaje.
  • 62 emisoras de radio emitiendo programas educativos de emergencia que han beneficiado a 1 millón de niños.
  • Unos 31 000 profesores formados en prevención del ébola.
  • Unos 117 000 niños afectados con apoyo psicosocial.
  • Más de 10 200 niños huérfanos han recibido un kit de apoyo doméstico que incluye ropa, un colchón, materiales de aprendizaje y suministros nutricionales.
  • Apoyo a actividades de preparación y prevención del ébola en 18 países de África Central y Occidental.

ÉBOLa en áfrica: SE NECESITAN FONDOS

Desde UNICEF hemos hecho un llamamiento por valor de 15 millones de dólares (13,7 millones de euros) para financiar las acciones de emergencia relacionadas con el ébola en Guinea, Liberia y Sierra Leona entre enero y marzo de 2016. Estos fondos cubrirían solo las necesidades inmediatas, no el trabajo de recuperación tras el ébola.

 

Noticias sobre la emergencia