UNICEF Comité Español en Global Futurizer, con la Universidad Camilo José Cela

UNICEF en Global Futurizer UCJC

UNICEF Comité Español ha sido una de las organizaciones y empresas invitadas al Global Futurizer UCJC, celebrado en el campus de Ferraz de la Universidad Camilo José Cela.

Global Futurizer es una iniciativa en la que participan estudiantes universitarios de diversas disciplinas que crean, diseñan y presentanproductos y servicios innovadores para responder acasos reales propuestos porempresas punteras de diferentes sectores. 

El grupo de estudiantes que trabajó a partir de la propuesta de caso de UNICEF desarrolló una iniciativa para alertar a la población universitaria sobre la explotación sexual de menores en destinos turísticos, con la finalidad de sensibilizar a los estudiantes y prevenir la demanda de este tipo de turismo sexual.

A pesar de la dureza del tema y de la dificultad de la propuesta, los jóvenes involucrados en este reto consiguieron presentar un proyecto que puede servir como base para futuras actividades de UNICEF en universidades, a través Campus 89, el programa  de movilización universitaria de UNICEF- Comité Español.

"Era un tema difícil y muy abstracto, comparado con los retos que plantearon las otras empresas. Pero los alumnos se volcaron buscando la forma de hacer conscientes a otros jóvenes delo que ocurre detrás de algunos “decorados” de diversión y ocio", resume Almudena Olaguíbel, del área de Educación en Derechos y Compromiso Social de UNICEF Comité Español.

Nerea Ruano, estudiante de Educación Infantil en la UCJC, relata su experiencia en esta jornada en un post en el blog de Campus 89: "Era un reto complicado pues no debíamos vender un producto, no debíamos tampoco buscarle el lado positivo a una situación… sino todo lo contrario, debíamos enseñar una realidad social que en muchas ocasiones dejamos de lado y debíamos enseñarlo de la manera más directa posible".

Turismo sexual infantil

Según datos de 2010 de ECPAT, red mundial de organizaciones y personas que trabajan para poner fin a la prostitución, la pornografía y la trata de niños y adolescentes con fines sexuales, hasta 40.000 españoles viajan cada año con el objetivo de mantener relaciones sexuales con menores de edad.

Los destinos preferidos son países como República Dominicana, Costa Rica, Tailandia y Camboya. Existe el temor de que la demanda se esté rejuveneciendo, es decir: los demandantes de turismo sexual con menores de edad son cada vez más jóvenes.

Diversos estudios revelan que en España hay muchatolerancia hacia la prostitución en general y hacia el turismo sexual en particular. La prostitución de menores es un delito penado en todos los países del mundo.

Como afirma Jarrid, Sosa, otro de los estudiantes que tomaron parte en esta propuesta, en referencia a la necesidad de sensibilizar a los jóvenes españoles: "No importa cuantos medios y dinero se pongan en marcha si la gente va continuar haciéndolo... y me di cuenta de que si reducíamos el número de personas que solicitaban esos servicios, si reducíamos la demanda, afectaríamos directamente en las personas que están explotando a los niños, y por lo tantose reduciría la explotación sexual infantil"

"En UNICEF estábamos muy preocupados por este tema. Nos preocupaba saber cómo podíamos implicar a los jóvenes porque creemos que ellos tienen la llave para cambiar la situación: abriendo los ojos, no siendo cómplices y contando a sus compañeros y compañeras la realidad que subyace tras muchas historias que permanecen invisibles a nuestros ojos si no les prestamos una especial atención", afirma Olaguíbel.

Más información sobre esta y otras actividades desarrolladas en colaboración con las universidades españolas en www.campus89.es