Innovar por la infancia de Níger

La falta de datos sobre la incidencia de enfermedades y la escasez de acceso a servicios sanitarios son los principales retos de salud en las zonas más remotas de Níger. Para salvar esta brecha, los profesionales comunitarios de salud de Níger están utilizando un sistema de información vía SMS.
© UNICEF Niger/2019/Binta Saley Souley

 

22 ABR 2019

El Ministerio de salud pública de Níger, con el apoyo de UNICEF, ha lanzado oficialmente la iniciativa "m-Health" en la región de Tahoua, en Níger central. M-Health es una aplicación innovadora que integra el teléfono móvil a los sistemas de salud para impulsar los esfuerzos en la gestión comunitaria de enfermedades infantiles. Hasta la fecha, 142 profesionales de la sanidad y trabajadores comunitarios, han recibido formación en el uso de esta tecnología.

Mapa de Níger con la región de Tahoua destacada

La región de Tahoua se encuentra en el centro de Níger, entre regiones agrícolas y  ganaderas, lo que la convierte en ruta comercial. Su población es de unos 3 millones de habitantes.

"M-salud permitirá a los profesionales de la salud recoger y transmitir datos en tiempo real a los centros de salud a través de teléfono móvil y ayudará a abordar cuestiones como la falta de datos disponibles, la calidad en la gestión de casos y la frecuente escasez de oferta de salud", manifiesta la doctora Félicité Tchibindat, representante de UNICEF en Níger.

En Níger, la fase piloto de la iniciativa m-Health cubrirá aproximadamente 165 aldeas rurales situadas lejos de centros de salud y llegará a un total de 80.000 niños y niñas menores de cinco años en la región de Tahoua. Países como Uganda, Malaui, Zambia, Ruanda y Burkina Faso ya han implementado esta iniciativa, con alentadores resultados en términos de disponibilidad y de transmisión, recopilación y análisis de datos, tan sólo unas pocas semanas tras su aplicación.

 

La importancia de la tecnología móvil en las zonas remotas

A menudo decimos que los móviles han revolucionado nuestras vidas, pero en pocos sitios esto es más cierto que en las zonas más inaccesibles del planeta. Muchas zonas del mundo a las que hace unos años no llegaba la telefonía por cable, la televisión o líneas regulares de transporte, ahora pueden conectarse al mundo gracias a la tecnología móvil. Esto está facilitando el trabajo de cooperación en lugares donde el acceso y las comunicaciones y el acceso era difícil.

Níger es un país cuya superficie duplica la de España, sin salida al mar, con un único río navegable y sin red de ferrocarril ni de autopistas. Sus carreteras tienen escaso mantenimiento y, en su mayoría, son pistas de tierra que se ven muy afectadas por las inundaciones en época de lluvias y las tormentas de arena en épocas de sequía. Para una familia que vive en una aldea, acudir al centro de salud más cercano puede llevar días de camino: "Sólo una de cada dos personas tiene acceso a servicios básicos de salud en Níger. Debido a que la mayoría de las muertes infantiles ocurren en el hogar, antes de poder siquiera llegar a centros de salud, la prevención la mortalidad mediante la formación de agentes comunitarios de salud es crucial", afirma la doctora Tchibindat. 

¿Quienes son los profesionales comunitarios de salud?

También conocidos como "agentes de salud", son personas elegidas por las comunidades para proporcionar servicios básicos de salud a los miembros de la comunidad. Aunque son poco conocidos en Europa, su labor es clave en otras regiones del planeta, especialmente en los entornos rurales y más remotos, donde realizan labores de prevención, educación de la salud y rehabilitación. En África Subsahariana, donde hay una enorme escasez de profesionales de la salud de alta cualificación, los agentes de la salud proporcionan una asistencia clave en lugares donde el sistema de salud no llega adecuadamente:

  • Median entre las comunidades y el sistema de atención de salud (herramientas como las que ofrece la iniciativa "m-Health" en Níger son muy útiles en esta labor).
  • Educan e informan sobre temas de salud, de forma accesible y culturalmente apropiada y utilizando con frecuencia métodos de educación popular.
  • Realizan las gestiones necesarias para que las personas cuenten con los servicios que necesitan.
  • Proporcionan asesoría informal y apoyo social.
  • Realizan activismo político para las personas y las comunidades dentro de los sistemas sociales y de salud, para defender sus derechos y que no sean olvidadas.
  • Realizan algunas  intervenciones básicas (como primeros auxilios básicos) y ayudan a las personas a recibir los diagnósticos y seguir los tratamientos prescritos.
  • Fomentan las capacidades de las personas y las comunidades.


"Los vínculos entre los proveedores de servicios y las familias a nivel doméstico son esenciales para asegurar que los niños y las familias reciban una adecuada atención preventiva y el tratamiento que necesitan"

 

 

Avances en salud infantil

En 2018, a través del enfoque de Gestión Integrada de Enfermedades Infantiles, los profesionales de salud comunitaria consiguieron tratar más de 97.000 casos de malaria, casi 100.000 casos de diarrea y cerca de 100.000 casos de neumonía en todo el país. Introducido en Níger en 2013, el país ha impulsado este enfoque con el apoyo de UNICEF. Ahora abarca un total de 28 distritos.

En Níger, los niños y niñas son ahora menos propensos a morir de enfermedades prevenibles que en el pasado. La tasa de mortalidad infantil disminuyó significativamente durante la última década de 109 a 85 nacimientos entre 2012 y 2017.

Más información:

Este post amplía información de un post original en inglés de Lalaina Fatratra Andriamasinoro, de la oficina de UNICEF en Níger.

 

 

¡Pon tu gota!

Cada año son más los centros educativos que ponen su gota por la salud y la educación en Níger. Participa organizando una carrera solidaria en tu centro. ¡Cada gota cuenta!

Descubre más

Gota a gota