Niños, niñas y jóvenes, la esperanza del planeta

Queremos compartir contigo el papel tan relevante que tuvieron los niños en la COP26 celebrada en Glasgow y las medidas que estamos impulsando desde UNICEF para servir de altavoz a sus reivindicaciones y hacer frente de manera urgente a la crisis climática.

UNIDOS por el cambio climático

Si hay un grupo social que ejerce un papel protagonista en la lucha contra el cambio climático ese es el de los niños y los jóvenes. ¿Será porque más de 1000 millones de niños viven en alguno de los 33 países considerados de “muy alto riesgo” por su exposición a los efectos del cambio climático? ¿Será porque los jóvenes son los que más sufren sus efectos, pero también los que menos contaminan y los que tendrán que lidiar con las consecuencias de nuestros actos en un futuro muy cercano?

El mensaje de los jóvenes es claro: la generación de mayor edad ha fracasado y son los jóvenes quienes lo pagarán íntegramente, así que el momento de actuar es ahora. Es el momento de darles protagonismo y que sean constructores de su propio futuro.

Los más pequeños han querido alzar sus voces y demostrar a todos los mandatarios participantes en la COP26 (la Conferencia contra el Cambio Climático de Naciones Unidas), celebrada en Glasgow a principios de noviembre, que no van a parar hasta que los líderes mundiales dejen de lado la explotación de la naturaleza y de las personas y la destrucción de las condiciones de vida actuales y futuras. Al grito de "¿Qué queremos? Justicia climática. ¿Cuándo la queremos? ¡Ahora!", alrededor de 25.000 jóvenes tomaron las calles cercanas al evento para celebrar el Día Mundial de la Juventud organizado entre otros por UNICEF, que este año tenía como clara protagonista la lucha contra el cambio climático.

Imagen de una niña en una marcha

Algunos de los niños que se manifestaron contra la inacción de los gobiernos muestran una pancarta en la que se lee: “Basta de bla bla bla”. 

Y es que, como afirmó la Directora Ejecutiva de UNICEF, Henrietta Fore, “La COP26 debe ser la COP para los niños”.  Y continúa: “El cambio climático es una de las mayores amenazas que enfrenta esta generación. Sin embargo, aunque las perspectivas son nefastas, los líderes mundiales que participan en la COP26 tienen la oportunidad de reconducir el terrible camino en el que nos encontramos”.

Imagen de una joven con una pancarta anti colonialista

Además de crear mecanismos y foros para que los jóvenes tomen la palabra, desde UNICEF hemos trabajado durante la COP26 para luchar contra la emergencia climática. Uno de los puntos de partida más importantes, ha sido presentar el informe Índice de Riesgo Climático de la Infancia, que revela los siguientes datos: 

  • 570 millones de niños están muy expuestos a las inundaciones costeras y fluviales
  • 400 millones de niños están muy expuestos a los ciclones
  • 600 millones de niños están muy expuestos a enfermedades propiciadas por sus consecuencias
  • 815 millones de niños están muy expuestos a la contaminación por plomo
  • 820 millones de niños están muy expuestos a las olas de calor
  • 920 millones de niños están muy expuestos a la escasez de agua
  • 1.000 millones de niños están muy expuestos a niveles cada vez más elevados de contaminación atmosférica.

Debido a estas cifras tan alarmantes, en UNICEF consideramos que es imperativo actuar en la COP26 y hemos solicitado a los gobiernos de manera urgente:

  • Incrementar la inversión en adaptación y resiliencia climática.
  • Reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.
  • Incluir a los jóvenes en todas las negociaciones y decisiones climáticas.
Imagen de un grupo de jóvenes en una manifestación

A estas medidas propuestas por UNICEF, se suma una declaración firmada por 40.000 jóvenes que fue entregada a la presidencia de la COP por los activistas climáticos de YOUNGO (el grupo de niños y jóvenes de la ONU y UNICEF sobre el cambio climático). El futuro de los niños nos necesita y es una cuestión de ahora o nunca

La crisis climática es un claro ejemplo de que la única manera de que las próximas generaciones puedan vivir en un planeta habitable y seguro es uniendo nuestras fuerzas y trabajando de manera conjunta. Gracias a tu colaboración con el programa Unidos por el cambio climático, estamos ayudando a los niños a tener el altavoz que necesitan para ser escuchados y a paliar los efectos y consecuencias que el cambio climático está provocando. Darle un cambio al cambio climático es posible y contigo estamos más cerca de conseguirlo.