Hambruna y conflicto 
en Sudán del Sur

La hambruna amenaza a los niños tras 4 años de conflicto en Sudán del Sur

Más de 4 años de guerra en Sudán del Sur han convertido la vida de 4 millones de niños en una auténtica tragedia. Miles de niños han muerto o han resultado heridos desde que estalló el conflicto en  diciembre de 2013. La situación es especialmente grave para 1,1 millones de niños que sufre desnutrición aguda.

Pero el impacto de estos años de inseguridad y revueltas no termina ahí. Unos 4,2 millones de personas han tenido que huir de sus hogares a causa de la violencia. De ellas, 1,7 millones lo han hecho al interior del país, mientras que 2,5 millones se encuentran refugiadas en los países vecinos. El 60% son niños. La angustia psicológica amenaza a toda una generación

Miles de niños han sido reclutados en las filas de fuerzas y grupos armados, y las violaciones y agresiones sexuales contra menores se multiplican por cientos. 

Hazte socio

Nyagoanar Both Liel, 7 años

Sudan del Sur Nyagoanar

¡La vida es bella! Y el 18 de enero de 2018 lo fue un poquito más, si cabe. Ese día la pequeña Nyagoanar, de 7 años, y su hermano Gatliah, de 17, se reencontraron con su madre, Nyanyouka. Llevaban cuatro años sin verla, sin tocarla, sin recibir sus cuidados y su cariño. Quedaron separados tras el asesinato de su padre en el conflicto que asola Sudán del Sur. Nyagoanar apenas si recordaba a su madre, pero estaba desbordada por la emoción y el cansancio.

Cuanto más tiempo un niño esté separado de su familia, más difícil resulta ubicarlo y mayor es el riesgo de que sufra violencia, explotación, abuso y trata. Más de 17.000 niños han desaparecido o se han visto apartados de sus allegados desde el inicio de la guerra en 2013. En UNICEF, junto a nuestros aliados, como el Programa Mundial de Alimentos (PMA), hemos reunificado a al menos 5.400 de ellos.

Conflicto en Sudán del Sur: comer 1 vez al día

Años de violencia y malas cosechas han desembocado en una situación insostenible. La sequía y el miedo a ser atacados hacen que las familias no salgan a cultivar. La situación es insostenible.        

  • Escasez de alimentos: más de la mitad de la población no puede cubrir sus necesidades alimentarias. Las familias no pueden comprar comida y sobreviven a base de nenúfares o semillas. Apenas comen una vez al día.
  • Crisis nutricional: 1,1 millón de niñas y niños sufre desnutrición aguda, de los que 300.000 presentan desnutrición aguda grave, que pone sus vidas en riesgo.
  • Violencia: los niños continúan enfrentándose al riesgo de reclutamiento en grupos armados. Las niñas están expuestas a la violencia sexual, el matrimonio forzoso y la explotación. Hay límites en el acceso humanitario a muchas zonas del país y 1,8 millones de niños no pueden ir a la escuela.
  • Enfermedades: continúan los brotes recurrentes de cólera y sarampión, y la malaria sigue siendo la enfermedad que más afecta a los niños y niñas. 

¿Qué hace UNICEF?

Tú también puedes ayudar a salvar sus vidas. Hazte socio

Elige la cantidad que quieres aportar

Si prefieres, contacta con nosotros en el 900 907 066 de lunes a viernes de 9h a 21h y sábados de 11h a 17h | socios@unicef.es