Una mujer española lucha contra la desnutrición en Mauritania

Por Diana Valcárcel, Coordinadora de Proyectos de Comunicación de UNICEF España

Hoy no voy a hablar sobre niños. Hoy voy a hablaros sobre una mujer. En el viaje a Mauritania nos ha acompañado una especialista en nutrición de UNICEF. Se llama Inés Lezama, es española y seguro que no le hace ninguna ilusión ver que escribo esto porque le gusta trabajar en la sombra. Pero no puedo dejar de hacerlo.

Cuando una encuentra a personas tan comprometidas, profesionales, amantes de su profesión, serias y buenas compañeras de trabajo y de viaje se convierten en una inspiración. Inés lleva cuatro años en Mauritania trabajando duramente en la lucha contra la desnutrición en el país. Además de su trabajo de oficina, en el que planifica campañas de prevención de la desnutrición, de sus reuniones con el gobierno y con otras organizaciones, de su conocimiento del país y de su cultura, verla en un centro de tratamiento contra la desnutrición explicando el trabajo de UNICEF es un privilegio. “Ahora pesan al niño y le miden para saber si está en las medidas adecuadas. Luego le miden el perímetro braquial. En este caso, mira, está entre el amarillo y el rojo, que significa que está en el límite de la desnutrición moderada y grave. A Mohamed le van a dar alimento terapéutico para que se recuperen y a partir de 2 semanas se encontrará mejor”. El compromiso, la pasión, la seriedad, el conocimiento y la humanidad de las personas son las que hacen de UNICEF una gran organización y sobre todo, hacen que cumpla su gran misión: que todos los niños y niñas del mundo tengan cubiertos sus derechos. Inés se marcha ahora a Camerún para seguir trabajando por la misma causa: acabar con el hambre. Desde aquí le deseamos toda la suerte.