Transformar la sociedad… ¿yo?

Post de Bárbara González del Río, del Departamento de Sensibilización y Políticas de Infancia de UNICEF España

Esta semana no quisimos faltar al encuentro “Disrupción positiva” de TEDxChange que tuvo lugar  en La Casa Encendida de Madrid. TEDxChangees una iniciativa de la Fundación Bill y Melinda Gates y el programa TEDx cuyo objetivo es difundir ideas innovadoras en materia de salud global  y desarrollo

Desde Seattle (Estados Unidos), Melinda Gates ofreció una retransmisión en directo a 65 países en la que escuchamoscinco historias de cambio real, cinco testimonios sobre el poder que tienen pequeños esfuerzos individuales dentro una comunidad y de cómo estos esfuerzos pueden traspasar fronteras.
 
Todas las presentaciones giraron en torno a historias transformadoras, personas que en un momento dado han cuestionado la realidad que les rodea, han creído que podían cambiarla y han provocado con su actitud un cambio a problemas que parecían no tener solución, como puede ser la pobreza.
 
Personas que un día se plantearon “¿qué puedo hacer yo para mejorar mi barrio, el de un amigo, o el de una persona que ni siquiera conozco y que vive a miles de kilómetros?”. Y que a partir de esa toma de conciencia se desafiaron a sí mismos y a los demás a pensar y a hacer las cosas de otra manera, a pensar que el cambio es posible.
 
En abstracto no es sencillo, pero si nos paramos a pensarlo seguro que cada uno damos con algo que realmente nos interesa, por lo que queremos luchar y por lo que creemos que merece la pena movilizar  nuestro entorno. ¡Seamos ambiciosos!
 
Desde lo más concreto o cercano hasta lo que pensamos que es inalcanzable. Lo único que cambian son las herramientas. No faltan problemas en el mundo, ni tampoco faltan ideas de cómo hacerlos frente; sólo hace falta conectar ambas cosas
 
En mi caso lo tengo claro: mi causa es la mortalidad infantil. ¡He apuntado alto! Pero sé que es posible, las cifras no mienten. En los últimos 21 años se ha conseguido reducir en un 41%.
 
Estamos siendo testigos de un progreso histórico, pero todavía queda mucho camino por recorrer. Y sé que puedo aportar mucho: mi tiempo, mi energía, mi capacidad de comunicar y de movilizar, mis impuestos y mi trabajo en UNICEF, entre otras muchas cosas.
 
Como dijo una de las ponentes, Halimatou Hima, una joven de Níger de 17 años que trabaja con niñas en el ámbito rural: “Los retos ya no son una excusa, son una oportunidad para buscar alternativas”. ¡Usa tu poder de transformar la sociedad!