Terremoto en Nepal: trabajando con las madres para evitar la desnutrición de los niños

Un mes después del primer terremoto de 7,8 grados, que sacudió Nepal, me encuentro con nueve voluntarias de uno de los programas de salud comunitaria de UNICEF trabajando en el pueblo de Mulkharka, en la cima de una colina, al noreste del valle de Katmandú.
 
Me las encuentro midiendo la circunferencia de los brazos de los niños del pueblo para determinar su estado de salud. Los colores: verde, amarillo, rojo y los números nos ayudan a medir el nivel de desnutrición en los niños", me explica Krishna Tamang, una de las voluntarias.

Las voluntarias de este programa han sido formadas por el Centro de Desarrollo Social, una organización local que trabaja con UNICEF.

"Tras el terremoto, vivimos una situación de emergencia, la salud de todas las persona es importante, pero la de las nuevas y futuras mamás y de sus hijos lo es aún más", me cuenta Anupa, una de las formadoras de voluntarios.

Terremoto en Nepal: 70.000 menores de 5 años están en riesgo de desnutrición

"Por el momento no se están dando demasiados casos de desnutrición en Katmandú y en las afueras de la ciudad, pero estamos trabajando duro para no perder de vista ni un solo caso y seguir los ya existentes antes de que la desnutrición sea un problema", explica Regan Ranjit, otro de los formadores.

Como parte de la formación, los voluntarios aprenden a usar las cintas para medir la desnutrición para que puedan recorrer los pueblos y las comunidades más remotas y comprobar la salud nutricional de los niños de entre 6 y 59 meses. En sus recorridos también entregan tratamientos de micronutrientes en polvo.

El Gobierno de Nepal, con el apoyo de UNICEF es líder en la promoción de estos tratamientos de micronutrientes en polvo entre los niños en los más distritos afectados por los terremotos en Nepal.

Se estima que alrededor de 15.000 niños en los 14 distritos más afectados, que sufren desnutrición aguda grave, también necesitan ser tratados con alimentos terapéuticos - como la pasta de cacahuete rica en nutrientes. Además, unos 55.000 niños con desnutrición aguda moderada requieren alimentación y cuidado complementarios para que logren alcanzar un crecimiento y desarrollo saludables.

Terremoto en Nepal: nutrición e higiene, básicos para la salud de los niños

A media tarde es hora de que Krishna y otros voluntarios empiecen las visitas a domicilio en el pueblo. Se acercan a casa de Anjana Tamang, de 36 años, que tiene una hija de 3 años, Bipasha. Krishna mide el brazo de Bipasha con la cinta y después de una cuidadosa lectura, le asegura a la madre que la salud de la niña es buena.

"El apetito de mi hija no es tan bueno como solía ser", le explica Anjana a Krishna, que le entrega una caja con 30 sobres de micronutrientes para la pequeña.

Krishna le explica a Anjana que su hija puede haber perdido el apetito porque no está recibiendo los nutrientes adecuados y que el tratamiento le ayudará.

"Es extremadamente importante que te asegures que tu hija recibe el tipo adecuado de nutrientes, sobre todo porque su cerebro se está desarrollando en estos momentos y una nutrición adecuada es extremadamente importante", le explica Krishna a Anjana. También le indica que debe mezclar un sobre al día con la comida de Bipasha durante los próximos 30 días.

Antes de visitar la siguiente casa, Krishna le recuerda una vez más a Anjana la importancia de mantener una higiene adecuada.

"Puede tomarnos algún tiempo convencer a las madres de la importancia de prestar la máxima atención a sus hijos pequeños y en especial a la nutrición durante un momento de emergencia como éste, pero las madres quieren lo mejor para sus hijos y cuando lo entienden todo mejora" explica Krishna. 

Post de Mallika Aryal