Siria: el mayor llamamiento humanitario de Naciones Unidas

Post de Chris Niles, Corresponsal de UNICEF.

UNICEF y sus agencias hermanas de Naciones Unidas han lanzado el mayor llamamiento hecho hasta ahora para conseguir fondos y poder responder a las necesidades de millones de personas afectadas por el conflicto en Siria, incluyendo las necesidades más urgentes de cuatro millones de niños.

 
Solicitan 4.400 millones de dólares (más de 3.300 millones de euros) para todo el año 2013. UNICEF estima que, a día de hoy, hay 6,8 millones de personas afectadas por el conflicto. Cuatro millones de niños sirios necesitan ayuda de forma inmediata.  Al menos 1,6 millones de refugiados sirios están viviendo en países vecinos comoIrak, Jordania, Líbano y Turquía.
 
“Son cifras enormes, que esconden una tragedia humana. Mujeres normales, hombres y niños son quienes se están llevando la peor parte de esta crisis”, señala Valerie Amos, Secretaria General Adjunta para Asuntos Humanitarios de la ONU.
 
En abril, el Director Ejecutivo de UNICEF, Anthony Lake, se sumó a las principales agencias humanitarias de Naciones Unidas en un llamamiento conjunto, sin precedentes, en favor de una acción más urgente por parte de los gobiernos de todo el mundo para hallar una solución política al conflicto sirio, que amenaza a la región entera.
 
“UNICEF pide a todas las partes en conflicto, y a aquellos que ejercen una influencia sobre estas, a que reafirmen el principio de que los niños no tienen cabida en una guerra”, indica Ted Chaiban, Director de Emergencias de UNICEF.
 

AUMENTO DEL RIESGO DE UNA ‘GENERACIÓN PERDIDA’

Además de la violencia, eldesplazamiento masivo y el colapso de los servicios vitales han creado una situación de caos y miseria. La llegada del verano trae consigo nuevos peligros asociados a enfermedades y la falta de un saneamiento adecuado.
 
Países vecinos, como Jordania y Líbano, están luchando para hacer frente al enorme flujo de refugiados. “Las necesidades son grandes y van creciendo cada día”, informa la portavoz de UNICEF, Sarah Crowe.  []
 
A principios de año, UNICEF advirtió de la “pérdida de una generación” de niños sirios.  Mientras la situación continúa deteriorándose, este riesgo se va volviendo cada vez más real. 
 
Junto a sus aliados, UNICEF ha conseguido llegar a los niños en Siria y en los países vecinos con materiales y ayuda que salva vidas. En lo que va de año, UNICEF ha vacunado a 1,5 millones de niños contra el sarampión, y  ha suministrado agua potable a más de 10 millones de personas. Además, más de 200.000 niños se han inscrito en la escuela.
 
Con todo, las necesidades superan a los recursos a una velocidad muy rápida. “Simplemente no estamos siguiendo el ritmo.El esfuerzo humanitario es enorme, pero debido a que el conflicto continúa, tenemos que ir más rápido”, añade Crowe.