"Quiero ayudar a los niños, porque ellos son el futuro"

Post de Ayberk Yurtsever, de UNICEF en Turquía.

“Lo más aterrador en Siria era el sonido de los misiles por la noche. Teníamos tanto miedo de los misiles teledirigidos…”, dice Ghader, de 13 años. “Nuestra casa fue medio destruida”.

Ghader recuerda el combate en su aldea, cerca de Idlib, que llevó a su familia a tomar la decisión dehuir. “Nuestra aldea fue fuertemente bombardeada y desgraciadamente perdimos a nuestro tío".

La familia pensó entonces que lo mejor era salir del país. "Salimos una noche para cruzar lafrontera con Turquía. Tardamos cuatro horas en llegar, aunque solía ser un viaje de una hora. Nos reunimos con otro de mis tíos en la frontera y él nos dirigió al campo de refugiados de Altnözü”.

Aunque echa de menos a sus amigos y parientes que quedaron en Siria, Ghader se siente aquí “feliz”. Por las mañanas va al colegio. “Las matemáticas son mi asignatura favorita. Quiero crecer y serpediatra, porque me encantan los niños”.  

Cada día, después de clase, Ghader va al Espacio Amigo de la Infancia del campo. “Me encanta liderar, ofrecerme como voluntaria y organizar las clases. Nos enseñan cosas muy buenas y necesitamos poner en práctica lo que aprendemos. También me gusta jugar y pintar, sobre todo hacer dibujos de naturaleza”, cuenta con una sonrisa.

Como reflexión final sobre la situación en su país, Ghader afirma: “Si fuera presidenta ayudaría a la gente. Sobre todo, a losniños pequeños, porque ellos son nuestrofuturo. Pensaría antes de actuar. Aconsejaría a mi pueblo para guiarle en la buena dirección”.