Post 2015: consulta sobre hambre y nutrición

Por Sara Collantes, Responsable de Políticas de Infancia y Desarrollo de UNICEF España

El gobierno de España acoge mañana una reunión de alto nivel en la que expertos de todo el mundo debatirán sobre las prioridades que deben marcar el rumbo para seguir luchando contra la pobreza más allá de 2015, la fecha límite establecida para el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM)

Se trata de una de las consultas temáticas – ésta sobre hambre, seguridad alimentaria y nutrición – del llamado debatepost-2105, un proceso participativo muy amplio, liderado por Naciones Unidas, y en el que están implicados gobiernos, organizaciones internacionales, ONG, universidades, empresas y ciudadanos de todos los rincones del planeta.

El debate pretende ser una gran conversación global que dé respuesta a los retos de desarrollo más urgentes y siente las bases del mundo en el que queremos vivir en el futuro.
 

Anthony Lake, Director Ejecutivo de UNICEF participa en la Consulta

UNICEF es un experto clave en temas de nutrición a nivel global, por ello participará en la consulta a través de su Director Ejecutivo, Anthony Lake, quien estará acompañado también por Ban Ki-moon, Secretario General de Naciones Unidas, y por los directores de las principales agencias de Naciones Unidas.
 
A pesar de que se han hecho importantes progresos hacia la consecución del primer ODM reduciendo a la mitad el porcentaje de personas que padecen hambre, aún hay en el mundo casi 900 millones de personas que la sufren y más de 165 millones de niños con desnutrición crónica, que mina de por vida sus posibilidades de desarrollo físico y cognitivo.
 
Además, los logros en este Objetivo han sido muy desiguales y los progresos no han alcanzado las zonas rurales ni a los niños y comunidades más pobres de muchos países.
 

El hambre y la desnutrición infantil

En el mundo hay alimentos para satisfacer las necesidades de todos, pero los más vulnerables y marginados no tienen acceso a ellos. Por ello, como puso de []
UNICEFmanifiesto el estudio de UNICEF Mi hijo ya no como arena, es fundamental abrir el debate y tomar medidas que incidan en todas las causas: el impacto del cambio climático en el acceso a recursos naturales y la producción agraria; la subida del precio de los alimentos básicos; las consecuencias de la crisis financiera en los gastos e ingresos de los países; el efecto de los conflictos...
 
 
Pero si hay una idea que UNICEF trasladará con fuerza en este debate es que el problema del hambre no solo tiene que ver con el acceso y producción de alimentos sino que está estrechamente relacionado con la desnutrición infantil, que está detrás de 1 de cada 3 muertes de menores de 5 años.
 
La desnutrición crónica es el resultado de una deficiencia nutricional continua en la fase más crítica del desarrollo infantil (el período que va desde el embarazo hasta el segundo cumpleaños del niño) que arrebata de por vida a los niños la posibilidad de desarrollarse y afecta a 180 millones  de niños y niñas.
 
 

La nutrición es la intervención más rentable

A pesar de que la nutrición se considera la intervención de desarrollo más rentable en términos decoste-beneficio (los costes sanitarios y económicos que produce son mucho más altos que la inversión que se precisa para prevenirla) y de ser fácil de combatir con intervenciones simples y de alto impacto (aporte de micronutrientes, lactancia materna exclusiva o la yodación de la sal), sigue sin estar entre las grandes prioridades políticas y presupuestarias, y frecuentemente aparece diluida en  políticas más amplias.
 
Esperamos que este encuentro sobre el proceso Post-2015 contribuya a hacer del hambre y de la desnutrición infantil una prioridad global, punto de partida ineludible para poder seguir avanzando en la erradicación de la pobreza y en la implantación de un modelo económico, social y ambiental sostenible.