Niños nacidos en conflicto: 16 millones de bebés rodeados de violencia

En España viven 8,3 millones de niños. Imagínate que todos esos niños hubieran nacido en plena guerra. Que no hubieran tenido hospitales seguros en los que llegar al mundo. Que lo único que les hubiera rodeado durante sus primeros días de vida fuesen las bombas, la pobreza y la huida constante.

Ahora multiplica el número de niños que viven en España por dos. Pues ese es el número de niños que, solo durante este año, han nacido en situación de conflicto en todo el mundo. Más de 16 millones de bebés cuya vida corre grave peligro desde el minuto uno. 

Los niños que nacen en países asolados por la violencia y la guerra se enfrentan a enemigos que se hacen más fuertes en este tipo de situaciones. La pobreza, las enfermedades infecciosas, la desnutrición o la falta de atención sanitaria se intensifican en lugares donde prácticamente todas las infraestructuras han dejado de existir. 

NIÑOS NACIDOS EN CONFLICTO: EFECTOS PSICOLÓGICOS PARA TODA LA VIDA

Además de las consecuencias que la guerra tiene en la salud física de estos niños, los efectos psicológicos pueden llegar a acompañarlos durante toda su vida. Los niveles de estrés que estos niños experimentan en los primeros años de vida determinarán inevitablemente su desarrollo.

Por desgracia, muchos países en el mundo viven terribles conflictos, unos más mediáticos que otros. Lugares que que están en el extremo opuesto de ser un 'entorno amigable' para la infancia y en los que los derechos de los niños que acaban de nacer están totalmente desprotegidos. Por destacar algunos de los casos más graves:

  • En República Centroafricana los niños sufren las formas de tortura y asesinato más inimagibles. 
  • En Siria las escuelas son objetivo deliberado de muchos ataques aéreos. 
  • En Sudán del Sur 16.000 niños han sido reclutados por los distintos grupos armados enfrentados en un conflicto que también se ha llevado la vida de 1.500 niños.
  • En Nigeria el número de mujeres y niñas que están siendo utilizadas como suicidas ha aumentado en los últimos meses. 

NIÑOS NACIDOS EN CONFLICTO: MUCHAS MADRES DAN A LUZ EN EL CAMINO DE HUIDA

En muchas ocasiones, los conflictos obligan a niños y familias a huir de sus casas, que han dejado de ser un lugar seguro en el que vivir. Es el caso de las 870.000 personas que han llegado a Europa este año para pedir asilo y entre las que hay muchas madres que han dado a luz en el camino. 

Además de las guerras y la violencia, el cambio climático y la pobreza extrema también están empujando a miles de personas a emprender peligrosos viajes. Niñosmujeres embarazadas y familias enteras se desplazan huyendo de la vulnerabilidad en la que viven. 

En definitiva, millones de niños están naciendo en las peores condiciones posibles. Millones de bebés rodeados de violencia, de hambre y de pobreza. Países, gobiernos y personas tenemos una gran responsabilidad con ellos y no podemos decepcionarlos. 

Post escrito por Lara Aparicio, storyteller de UNICEF Comité Español