Niños con discapacidad: aprender a mirar mejor

Post de Blanca Carazo, Responsable de Proyectos de Cooperación de UNICEF España.

La semana pasada UNICEF lanzaba el informe Estado Mundial de la Infancia 2013, y en él, como monográfico de este año el tema de las niñas y niños con discapacidad.

 
Este informe nos hace más conscientes de los retos “especiales” o “diferentes” (los retos, no los niños)que enfrentan estas niñas y niños para acceder a servicios básicos como la salud o la educación, de su mayor vulnerabilidad ante distintos tipos de agresiones, de la falta de apoyos a sus familias, y del desconocimiento y la invisibilidad de sus realidades.
 
Como telón de fondo de este análisis, el informe nos plantea un mensaje clave, en el que cada uno de nosotros podemos “probarnos”: ¿Cómo miramos? Ante una foto de una niña sin pierna, ¿qué veo? ¿una niña… o  una discapacitada? ¿una ilusión… o una dificultad? ¿una oportunidad de andar de nuevo… o la idea limitante de que esta niña no podrá jugar?.
 
En palabras de Anthony Lake, Director Ejecutivo de UNICEF, “cuando uno ve la discapacidad antes que al niño, no sólo es malo para el niño, sino que priva a la sociedad de todo lo que ese niño tiene que ofrecer”. 
 
Muy probablemente, en la medida en que seamos capaces de mirar esa foto y, sin dejar de ver el muñón, quedarnos con la determinación que se dibuja en esa sonrisa, estaremos creando un mundo mejor. Y digo un mundo mejor, así, a secas; no sólo para ella, sino para todos nosotros, que habremos aprendido a mirar mejor.
 
Pocos días antes del lanzamiento del EMI, nos llegaba otra noticia, de esas que, sin dejar de preocuparnos, alimentan nuestras esperanzas: 41 niños eran liberados de grupos armados en República Centroafricana. Siete niñas, y 34 niños de entre 14 y 17 años para los que empieza ahora un nuevo camino, que no será fácil, alejándose de la violencia y avanzando hacia una vida en la que quepan los sueños; un camino cuya primera etapa es el Centro de Tránsito y Apoyo de UNICEF en Bangui.
 
Aunque podría parecer que no hay ninguna relación entre estos dos temas, yo encuentro varios puntos en común. En primer lugar, porque muchos niños con discapacidad la tienen como consecuencia de conflictos armados, por haber sido víctimas de ataques o haber perdido un brazo, una pierna o la vista por una mina antipersona que ha explotado en Camboya, Afganistán o Colombia. 
 

QUEDARSE CON LA ETIQUETA

Y hay algo que me parece aún más relevante. Se trata de la mirada con la que percibimos la imagen de una niña sorda o con síndrome de Down y la de un niño liberado de un grupo armado. Y me temo que, en todos los casos, nos quedamos con la etiqueta: “sorda”, “discapacitado intelectual”, “soldado”, y dejamos de ver al niño. Es como si dejáramos al niño, a la niña, y todo lo que puede llegar a ser si se lo permitimos, en la oscuridad y, con el foco de nuestra mirada, ilumináramos tan sólo la etiqueta. Y la etiqueta, de esta manera, suele generar lástima, rechazo, miedo, incomodidad… y en definitiva, exclusión
 
La madre de Owen, un niño de 5 años con parálisis cerebral lo expresa así: “Las batallas más difíciles son las que tienen que ver con la manera en que los demás perciben a Owen”. Y nos explica también lo que nos estamos perdiendo; lo que el mundo se pierde si no aprendemos a mirar de otra forma: “con independencia de lo que un niño o niña pueda hacer, siempre tendrá una identidad y un carácter que dejarán una impronta particular en este mundo”. 
 
Por supuesto, hemos de trabajar para asegurar que todos los niños y niñas, independientemente de sus capacidades, tengan acceso efectivo a educación, salud, habilitación, rehabilitación y todo aquello que les facilite su máximo desarrollo. Y para ello,hemos de aprender a mirar de otra forma.
 
Rosa Montero, en su novela Temblor, hablaba de la mirada preservadora, para fijar un mundo cuyos contornos se desdibujaban. Hoy, desde aquí, te proponemos practicar la mirada incluyente, para aprender a ver la ilusión, la esperanza, el potencial y la riqueza de las capacidades diferentes en lugar de ver sólo las etiquetas.