Haití es más que Matthew

Hace un par de días, chequeando mi Facebook, vi que una amiga mía haitiana ponía en su estado: "Por favor, a todos los medios de comunicación que estáis informando sobre Haití, os rogamos no empecéis todas vuestras crónicas con 'Haití, el país más pobre del hemisferio occidental'. Haití es mucho más que eso".

Cuánta razón tenía mi amiga Gina y cuánto le agradecí el comentario.

Dos días después, he llegado a Haití. Estamos en Les Cayes, una de las zonas más castigadas por el huracán Matthew. De camino hacia acá, hemos visto el famoso puente de la carretera principal que se desmoronó y que ha retrasado la entrega de la ayuda humanitaria. En La Digue, que es como se llama el río y sus alrededores, el huracán se ha llevado por delante prácticamente todo.

Merlin, con su hijo Betsael en brazos, nos ha enseñado el interior de su casa: puro barro y nada más. Maxo, de 32 años se situaba de pie junto a su familia en el lugar donde estaba su casa de la queno queda ni rastro. "El huracán se lo ha llevado todo". Alrededor, destrucción y lodo por todas partes. Les pregunto si tienen acceso a agua potable y me dicen que aún están esperando. En UNICEF estamos trabajando en ello con la máxima urgencia, pues nuestro empeño y nuestra lucha, junto con todas las organizaciones aquí presentes y con el gobierno, es frenar ese maldito fantasma delcólera.

HURACÁN MATTHEW EN HAITÍ: TRABAJEMOS POR DAR SOLUCIONES A MEDIO Y LARGO PLAZO

Durante las 6 horas de camino de Puerto Príncipe a Les Cayes, he podido disfrutar de lo bello que esHaití. Sí, es posible que nunca lo hayáis oído. Es posible que solo sepáis que en Haití hayterremotos y huracanes.Haití es más que Matthew, más que el terremoto de 2010 y conviene que también se hable de ello.

Como comunicadora de UNICEF doy muchas vueltas a cómo trasladar tantas situaciones complejas en las que se ven envueltos los niños en el mundo. Me pongo en vuestro lugar mientras veo lasnoticias y pienso que debéis estar muy cansados de oír tantos dramas. Yo a veces también. Me pesa el sufrimiento de los niños y me siento impotente. Pero yo tengo la fortuna (aunque a algunos os parezca duro) de estar sobre el terreno, hablar con la gente, jugar con los niños aunque sea entre los escombros y eso da una perspectiva totalmente diferente

"¿Otra vez Haití?" Comentaba la gente estos días en España. "Qué horror, no levantan cabeza". Pues sí, señores, no levantan cabeza porque hay lugares del mundo en los que lanaturaleza se pone muy furiosa y porque existe un profundo problema de desigualdad. No es "otra vezHaití", es "trabajemos por dar soluciones amedio y largo plazo". Acabemos con las estructuras férreas de inequidad que hay en tantos países.

HURACÁN MATTHEW EN HAITÍ: llegamos al último niño

Entretanto, hay cosas tremendamente urgentes como parar el cólera, reconstruir las escuelas yproteger a los niños. En UNICEF estamos sobre el terreno priorizando el acceso al agua potable y saneamiento y poniendo en marcha nuestros mecanismos de protección. Aunque parezca increíble, las emergencias son un caldo de cultivo para los abusos o el tráfico infantil. 

A pesar del cansancio que puedan sentir algunas personas y los aprietos económicos de tantas familias, la sociedad española (donantes particulares, empresas y administraciones públicas) se están volcando con el pueblo haitiano y con UNICEF, porque sabe que llegamos alúltimo niño en necesidad.

HURACÁN MATTHEW EN HAITÍ: DEDICADOS EN CUERPO Y ALMA A ESTE PAÍS

Llevamos 8 díasdedicados en cuerpo y alma aHaití y no dejaremos de hacerlo. Porque queremos que el mundo sepa que, además de Matthew y otros fenómenos naturales, Haití es una belleza de país, es exportador de textiles y de mangos, tiene unatradición musical espectacular y su gente es encantadora. El día que lo visitéis querréis volver muchas veces. Yo estuve por primera vez tras el terremoto de 2010 y he regresado 5 veces más. Y me consta que no soy la única. 

Haití es más, mucho más. 

Si quieres apoyarnos en esta emergencia, infórmate de lo que estamos haciendo, síguenos en redes sociales y si puedes, haz un donativo para ayudar a los niños y familias damnificados por el huracán Matthew.

Apoyemos con nuestropequeño granito de arena para que se descubra la otra cara de Haití. También puedes enviar un SMScon la palabra UNICEF al 38080. Estarás enviando 4 euros de ayuda a Haití. Aquí, es mucho.

Post por Diana Valcárcel, directora de comunicación de UNICEF Comité Español