GRACIAS por alzar la voz de los niños de Siria

Por Raquel Fernández, directora de Comunicación de UNICEF Comité Español

En los últimos días los niños de Siria han sonado fuerte en redes sociales y otros medios, donde miles de personas se han hecho eco de una información de ACNUR y UNICEF: la vergüenza de que un millón de niños sirios vivan como refugiados en otros países porque tuvieron que salir huyendo del suyo. 

Son niños que han vivido o sido testigos de una violencia extrema, muchos han visto morir a familiares y amigos, han sufrido un terror difícil de despegar de la piel, sus familias se han quedado sin nada (nada significa ni un grifo con agua ni medios para alimentar a la familia) y dependen de la ayuda humanitaria: dentro de Siria y en los países vecinos a los que han huido.
 
Son niños que no tienen medios para hacerse oír, perolas redes sociales, otros canales online, y los medios de comunicación han alzado su voz en los últimos días. Personas, anónimas y públicas, y profesionales de los medios han hablado de las consecuencias de esta guerra para la infancia, alcanzado a una audiencia masiva: más de 22 millones de seguidores en redes sociales; más 40 millones de usuarios de canales online; también más de 40 millones en los medios de comunicación; y, en solo tres días, 7.244 tweets con el hashtag#niñosdeSiria.  
 
Gracias, desde UNICEF, a todos los que lo habéis hecho posible. Sois imprescindibles porque, si algo no se conoce, nadie intentará poner remedio. Nada cambia si antes nadie sabe lo que está pasando, si no se escucha una voz que lo cuente públicamente. Vosotros habéis alzado esa voz necesaria para cambiar la situación de los niños de Siriay para que quien pueda ayudar sepa cómo puede hacerlo. Necesitan protección y necesitan una ayuda humanitaria que llegue a cada uno de ellos.
 
Junto a ese altavoz enorme por los derechos de estos niños, hay algún comentario aislado que habla de otras cosas. Hay quien dice que primero debemos ocuparnos de los niños que pasan dificultades en España. Aparte de lo incomparable de las situaciones, entristece que haya personas que consideran que los niños de un lugar deben ser prioritarios sobre los de otro lugar.Todos los niños tienen los mismos derechos. Debemos ocuparnos de los niños de aquí y de cualquier niño desprotegido o explotado, o sin comida, agua y acceso a la salud o la educación en cualquier lugar. Todos tienen el mismo derecho. Que ahora se habla de Siria, debido al ritmo de los acontecimientos, no significa que no importen los niños de esta parte del planeta ni que no se actúe por ellos también.
 
También hay quien dice "primero dona tú, con todo el dinero que tienes" a personajes públicos que han apoyado la difusión sobre los niños que sufren esta guerra y que han pedido apoyo al trabajo de UNICEF. Donar o no donar es una cuestión privada, cada persona decide si quiere hacer pública su donación o no. Y hay muchas personas, públicas y anónimas, que donan pero no lo publicitan.
 
Y hasta hay quien dice que UNICEF ‘patrocina’ al FCB. Es justo al contrario: FCB dona 1,5 millones de euros a UNICEF cada año