El hambre en colores

Inés Lezama, Especialista en Nutrición de UNICEF en Mauritania Si alguien te pregunta de qué color es el hambre, es que aún no se ha afrentado a ella, porque quienes la sufren, lo saben. Al igual que un viejo griot puede hacer acuarelas de colores al describir el gran continente olvidado, nosotros diagnosticamos el mal del hambre en un niño al identificarlo a un color, el rojo, que nos indica stop, como un semáforo.

Inés Lezama, Especialista en Nutrición de UNICEF en Mauritania Si alguien te pregunta de qué color es el hambre, es que aún no se ha afrentado a ella, porque quienes la sufren, lo saben. Al igual que un viejogriot puede hacer acuarelas de colores al describir el gran continente olvidado, nosotros diagnosticamos el mal del hambre en un niño al identificarlo a un color, el rojo, que nos indica stop, como un semáforo. La definición de hambre no está clara y es distinta en función de a quién preguntamos, así que apreciarla se vuelve tarea complicada.

Pero, ¿qué hacemos para paliar el hambre? ¿Y para proteger el derecho que tienen todos los niños a una alimentación adecuada? La desnutrición es una violación de los derechos de los niños.   Los esfuerzos a lo largo de los últimos años han sido considerables y, a pesar de las nuevas amenazas (epidemias, cambio climático...), cada vez estamos más cerca. A un niño con el color rojo lo identificamos con hambre. No obstante, en el estado nutricional individual influyen 3 tipos de factores: alimentos, salud y cuidado. Una nutrición adecuada requiere la presencia de los tres. La iniciativa verde Dejadme que os hable de una iniciativa que está forjando cambios: REACH- Renovando Esfuerzos contra el Hambre Infantil. Esta iniciativa es verde, como lo fue la revolución que en Asia cambió la vida a millones de personas tras aumentar laproductividad agrícola;  es azul intensa, color de vida nómada, que emana olor a leche de cabra y de camella. Mauritania ha sido un país piloto en recibir esta iniciativa en 2008, y tras dos años, ha alcanzado gran madurez. Expertos de las cuatro agencias de Naciones Unidas fundadoras de REACH, nos han visitado estos días, en los que hemos tenido la oportunidad de situarnos en un futuro cercano, en el que hay que consolidar los compromisos políticos y poner en marcha el Consejo Nacional de Desarrollo de la Nutrición. REACH ha tratado de elegir las mejores acciones (las más eficaces, menos costosas, que se puedan hacer en el hogar, duraderas y con rápido impacto al llevarlas a gran cubertura) en cinco ámbitos:

  1. Mejorar la alimentación infantil (lactancia materna y alimentación complementaria)
  2. Aumentar la ingesta de micronutrientes(vitamina A, hierro, yodo..)
  3. Intensificar el control de la diarrea y de parásitos
  4. Tratar la desnutrición aguda
  5. Mejorar la seguridad alimentaria de los hogares

La iniciativa se trata de un catalizador que refuerza el rol del gobierno y establece lazos de cooperación fuertes de las estructuras, programas e iniciativas existentes. El proceso ha sido difícil, pero ya se han notado ciertos progresos en la vida de los niños y las niñas mauritanos, La práctica de la lactancia materna exclusiva ha pasado de 11% en 2007 a un 45.9% en 2010. El color de esta acción es amarillo porque nos indica que hay que tener precaución, aunque vamos por buen camino en la prevención de la desnutrición.  Como el sol, naranja o amarillo, iniciativas como REACH nos llevan a un movimiento global que pretende dar relevancia a la nutrición (Scaling Up Nutrition-SUN) que es motor del desarrollo. Aún falta mucho por hacer, pero ahora somos conscientes de que existe más conocimiento, más voluntad, mas compromiso y que la nutrición es la que da color de esperanza en la lucha contra el hambre.