El final feliz de la historia de Henry

Conocí la historia de Henry Dixon en octubre de 2013, de la mano de unos compañeros de UNICEF que habían viajado a Sierra Leona para conocer la situación de la infancia en el país. 
 
El caso de este pequeño, que pasaba el día de su primer cumpleaños ingresado en un hospital debido a la gravísima desnutrición que padecía, les conmovió profundamente y decidieron contar su historia.
 
Así, pudimos conocer lo terrible del diagnóstico, pudimos ver cómo su madre no se apartó de su lado ni un momento y descubrir cómo, gracias al tratamiento proporcionado por UNICEF, Henry podría recuperarse. ¡Fue muy emocionante! 
 
La historia de Henry es la prueba de que sí se puede, de que sí es posible salvar vidas de niños y que, desde UNICEF, gracias a la ayuda de nuestros socios y donantes, lo hacemos todos los días.
 
Por ello decidimos hacer a Henry protagonista de nuestro spot para televisión: queríamos explicar a través de su historia que el apoyo económico es imprescindible para continuar mejorando y salvando las vidas de niños de todo el mundo. 
 
Desde entonces, millones de personas han conocido su historia.
 
Recuerdo ahora a Pablo, un bebé que desde los 3 meses sintió un especial afecto por Henry, como nos contaba su padre en un enternecedor post. Y recuerdo a otras muchas personas que se conmovieron y nos escribieron interesándose por el final de la historia.  
 

GRACIAS HENRY POR DEJARNOS COMPARTIR TU HISTORIA

Un año después de la emisión del primer anuncio, miles de personas han decidido hacerse socios de UNICEF. Ellos ya conocen el final feliz que tuvo la historia de Henry. Hoy, que nos despedimos de esta campaña, queremos compartir con todos vosotros ese final feliz. Porque Henry se recuperó
 
El final de la historia es un relato de alegría, vida y esperanza que nos narra de forma absolutamente emocionante Imanol Arias, que presta su voz para hacer aún más grande la historia de Henry.
 
A mí ya sólo me queda decir GRACIAS Henry, a ti y a tu familia que generosamente nos habéis permitido compartir con millones de personas tu lucha por sobrevivir.  Y GRACIAS también a nuestros socios y donantes: Henry es sólo una pequeña muestra de la inmensa felicidad que todos los días lleváis a miles de niños.  
 
Post de Alicia Moreno, responsable de donantes particulares y marketing en UNICEF Comité Español