El deporte, derecho esencial de los niños

Por Marta Arias, Directora de Sensibilización y Políticas de Infancia de UNICEF España

 

Los días 1 y 2 de junio, UNICEF ha estado presente en el Simposio Europeo del Deporte, en el que he tenido la oportunidad de participar como ponente. El principal objetivo de este evento ha sido debatir "el rol de los organismos deportivos y los deportistas de élite (...) como referentes en la transmisión de los valores éticos". En este contexto, nuestra presencia se ha centrado en dos actividades principales: un taller para alumnos de la ESO  sobre Deporte para Desarrollo y una sesión de debate centrada en la inclusión y protección social de los deportistas menores de edad.

El taller para alumnos de 1º de la ESO ha contado con la colaboración muy especial de dos deportistas de máximo nivel: Amaya Valdemoro (campeona de europa de clubes de baloncesto) y David Barrufet(campeón mundial de balonmano). En él, los alumnos han reflexionado sobre la importancia del deporte en un país como Angola, a través de la experiencia de la visita al país de Pau Gasol como embajador de UNICEF.   En la sesión de debate, donde se ha hablado sobre la inclusión y protección social de los deportistas menores de edad, hemos tenido la oportunidad de compartir mesa con Andoni Zubizarreta (ex futbolista, campeón de Europa de clubes) y Marisol Casado (Presidenta de la Unión Internacional de Triatlón y miembro del COI).

El debate ha girado en torno a diversos temas, como los valores que a día de hoy transmite la sociedad en relación con el deporte, la presión sobre los niños y niñas deportistas, la conexión entre deporte y escuela o el uso del deporte como factor clave para el desarrollo en los países más desfavorecidos.   Como UNICEF, hemos insistido en un punto de partida que nos parece fundamental: el deporte forma parte de los derechos esenciales de todo niño, pero no entendido como actividad profesional de alto rendimiento, sino como parte del derecho de niños y niñas al "descanso y el esparcimiento, al juego y a las actividades recreativas propias de su edad". En ese contexto, no hay que olvidar que:

  1. Antes que deportistas,cualquier menor de 18 años es considerado un niño por la Convención sobre los Derechos del Niño, y como tal debe ver protegidos sus derechos.
  2. El deporte es una herramienta muy potente para promocionar valores claves a los más jóvenes, pero mal orientado puede hacer precisamente lo contrario, fomentando antivalores, con los que a menudo nos encontramos en nuestro entorno.

Precisamente por eso, es clave el papel simultáneo de una gran cantidad de actores: padres, entrenadores, educadores, medios de comunicación, clubes y federaciones, administraciones, y público en general. De todos ellos (en definitiva, de todos nosotros) dependerá que seamos capaces de aprovechar el inmenso potencial del deporte para formar auténticos ciudadanos responsables.