Crisis en Siria: los voluntarios nos llenan de motivación

Escuelas bombardeadas, hospitales destruidos, falta de agua potable... La crisis en Siria nos deja noticias negativas a diario. Sin embargo, en este país también hay historias de personas que nos motivan a seguir teniendo esperanza para los niños de Siria y sus familias.

Es el caso de los jóvenes voluntarios que nos ayudan en Curriculum B, una iniciativa que desde UNICEF hemos lanzado para que los niños de Latakkia, una zona rural en Siria, puedan recuperar las clases perdidas por la violencia y el desplazamiento.

Hiba va casa por casa identificando a los niños que no están en el colegio. Esta joven de 21 años, estudiante de literatura francesa, es una apasionada del programa Curriculum BHiba cree que el teatro es una de las mejores formas de llegar a los niños e interactuar con ellos. 

CRISIS EN SIRIA: "QUIERO ACABAR CON EL ANALFABETISMO EN MI PAÍS"

"Quiero acabar con el analfabetismo en mi país", dice Hiba. "Es uno de los grandes problemas de nuestra sociedad y luchar contra ella es nuestra responsabilidad como jóvenes. Somos una generación de universitarios: es nuestra responsabilidad asegurarnos de que todos los niños tienen la misma oportunidad que nosotros".

Deeb, de 23 años, se encarga de jugar con los niños y de realizar actividades al aire libre con ellos. La mayoría de estos niños han perdido meses y años de educación y ahora tratan de ponerse al día con un innovador sistema de educación.

CRISIS EN SIRIA: "NOSOTROS PODEMOS RECONSTRUIR LA SOCIEDAD"

Deeb, licenciado en psicología, cree que el voluntariado es una gran oportunidad para aplicar su aprendizaje teórico en una experiencia real, al mismo tiempo que ayuda a los niños.

"Cuando los jóvenes trabajamos codo con codo podemos hacer lo imposible... Nosotros podemos reconstruir la sociedad siria", dice.

"Somos lo que mayor capacidad de influencia e inspiración tenemos sobre los niños porque apenas les sacamos unos años; entendemos cómo piensan y qué los define".

Post por Yasmine Saker, UNICEF Siria