Crisis de Siria: "Vimos cómo las bombas destrozaban nuestra casa"

Post de Nicky Jansen, de UNICEF en Países Bajos. 

Hace cinco meses Rand, de 8 años, sus cuatro hermanos y hermanas, sus padres y sus abuelos huyeron de Siria. Llegaron a Turquía, donde empezaron a vivir en una pequeña tienda de campaña en un campamento de refugiados.

Tienen sus necesidades básicas cubiertas: la comida, el agua, la vivienda y la escuela. Pero eltraslado ha sido difícilpara Rand.

"Me siento feliz de estar a salvo, pero en comparación con nuestra casa en Idlib, me parece una prisión", cuenta la niña.

A Rand le encanta ir a laescuela del campo, apoyada por UNICEF, y ya ha aprendido algunas palabras en inglés.

Está tratando de formarse, porque tiene grandes planes para el futuro: "quiero ser médico". "Cuando lo sea voy a volver a Siria, porque hay muchos heridos. Tenemos que ayudar a todos", explica.

Rand todavía puede recordar cada minuto de su escapada de Siria. "Escuchamos llegar a los aviones; estábamos muyasustados".

"Salimos corriendo de casa, ni siquiera pude coger nada. Cuando miré hacia atrás vi que las bombas destruían nuestra casa", continúa Rand. "Aquí no hay bombas. Me sientofeliz de estar a salvo, a pesar de que no tenemos mucho".

CRISIS de SIRIA: firma por el fin de la violencia contra los niños

Desde el inicio del conflicto de Siria, más de 2,6 millones de personas han huido a los países vecinos. Ya hay más de 1,2 millones de niños sirios refugiados, como Rand y sus hermanos.

Ellos y los niños sirios que se han quedado dentro del país llevan 3 años sufriendo una violencia atroz. Por ello UNICEF y otras organizaciones se han unido para pedir a quienes tienen el poder de acabar con este horror que termine el conflicto. 

Los niños de Siria no deben soportar ni un solo día más de sufrimiento. Si quieres unirte a esta petición, déjanos tu firmaaquí